skin
skin
Ad skin
   Bienvenido a nuestro sitio.  
 
 
 

Niños pueden ser víctimas de acoso cibernético

 
El acoso escolar se manifiesta en el mundo virtual a través de mensajes de texto, instant messaging o email.
 
Niños pueden ser víctimas de acoso cibernético Muchos padres piensan que el riesgo de acoso escolar cibernético comienza durante la adolescencia. Sin embargo, una encuesta realizada por la organización Fight Crime: Invest in Kids (Lucha contra
              
 

Muchos padres piensan que el riesgo de acoso escolar cibernético comienza durante la adolescencia. Sin embargo, una encuesta realizada por la organización Fight Crime: Invest in Kids (Lucha contra el delito: invierta en los niños), reveló que uno de cada seis preadolescentes es víctima del acoso escolar cibernético. Cada vez más niños en edad escolar tienen acceso a computadoras y teléfonos celulares, lo cual podría significar un aumento del bullying a través de estos medios electrónicos.

Los insultos, sean reales o virtuales, pueden tener graves consecuencias emocionales en los niños. No siempre es fácil saber cómo y cuándo intervenir en calidad de padres. Para empezar, nuestros hijos tienden a utilizar la tecnología de una forma diferente a la nuestra. En la actualidad, cada vez son más pequeños los niños que aprenden a jugar juegos virtuales y a enviarse mensajes de texto (SMS) con sus móviles. Muchos de ellos tienen acceso a la Internet en sus computadoras y están conectados a las redes sociales.

Afortunadamente, la creciente conciencia sobre el acoso escolar cibernético o “ciberacoso escolar” ha contribuido a encontrar formas para prevenirlo. A veces este tipo de acoso es fácil de detectar mediante la lectura de mensajes de texto o mensajes en las redes sociales. Sin embargo, los expertos señalan que existen formas de crear cuentas, páginas web, o nombres de usuario falsos con la única intención de acosar y acechar a supuestas víctimas.

El ciberacoso escolar también puede ocurrir de forma completamente accidental. El carácter impersonal de los mensajes de texto, los mensajes instantáneos (IM) y los correos electrónicos puede dificultar la identificación del tono de quien los escribe: un chiste para una persona puede ser un insulto para otra. De todos modos, cuando se detecta un patrón repetido en una serie de correos electrónicos, mensajes de texto o comentarios publicados en Internet es muy raro que se trate de algo accidental.

Según la encuesta, muchos niños que son víctimas del acoso cibernético se resisten a decírselo a sus maestros o padres, a menudo porque se avergüenzan del estigma social que conlleva o porque temen que les retiren el privilegio de utilizar la computadora o el celular. Si tu hijo o hija ha sido víctima de acoso cibernético, comunícaselo a las autoridades escolares para sentar un precedente. Este tipo de bullying ya no es tolerado en las escuelas y los responsables serán disciplinados. Pero lo más importante es hablar con sus hijos del tema y enseñarles a reconocer las señales de este tipo de acoso, subrayándoles que no deben sufrir en silencio.

Foto: Creatas

 
 
 
 
 

Comentarios