skin
skin Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Las conductas negativas y los castigos

 
Los castigos tienen que traer enseñanzas positivas para tus niños.
 
Las conductas negativas y los castigos A ningún padre le gusta castigar a sus hijos pero cuando éstos se portan mal es usual que reciban algún tipo de castigo. La idea detrás de esta acción es enseñarles que nuestras acciones (tanto
              
 

A ningún padre le gusta castigar a sus hijos pero cuando éstos se portan mal es usual que reciban algún tipo de castigo. La idea detrás de esta acción es enseñarles que nuestras acciones (tanto buenas como malas) tienen consecuencias directas y que cada uno es responsable de sus actos. Sin embargo, muchos padres amenazamos con castigos poderosos pero a la hora de hacerlo nos damos cuenta que son poco realistas o imposibles de implementar. De esta manera perdemos credibilidad ante nuestros hijos, quienes dejan de tomar en serio nuestras amenazas y continúan haciendo lo que quieren sin importarles las consecuencias.

Un psicólogo infantil una vez me advirtió: “tenga cuidado y elija bien el tipo de castigo porque si quiere que sus hijos la respeten va a tener que cumplir con su palabra aunque le cueste.” A partir de ese momento comencé a prestar más atención y me di cuenta que en más de la mitad de los casos, nunca cumplía con mis amenazas. Si el castigo por no hacer los deberes escolares es no ver televisión por el resto del día o si se portan mal en la escuela, no pueden salir a jugar con sus amigos, las consecuencias deben ser claras. Al principio me costó que tomaran mi palabra con seriedad, pero sólo necesitaron una o dos oportunidades en las que se quedaron sin su juguete o amigo favorito para darse cuenta que las consecuencias de su comportamiento son reales y que ellos mismos pueden cambiar sus conductas negativas.

Foto: Comstock

 
 
 
 

Comentarios