skin
skin Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Cuando NO significa NO

 
Cómo decir no a tus niños en la manera correcta.
 
Cuando NO significa NO ¿Cuántas veces al día escuchan nuestros hijos la palabra “no” y sin embargo continúan insistiendo en lo que quieren hasta ganarnos por cansancio? Mis dos hijos creen que la palabra
              
 

¿Cuántas veces al día escuchan nuestros hijos la palabra “no” y sin embargo continúan insistiendo en lo que quieren hasta ganarnos por cansancio?

Mis dos hijos creen que la palabra “no” es una invitación para comenzar interminables sesiones de negociación hasta que una de las dos partes (en general los padres) se dé por vencida y acceda a lo que ellos quieren.
Cuando nosotros éramos chicos, el “no” de nuestros padres era rotundo e inalterable. La nueva generación está acostumbrada a discutir hasta el cansancio, como si se tratara de una competencia. Por una parte, queremos que nuestros hijos sientan que tienen una voz y que los escuchamos, pero por otro lado deben entender cuando “no” significa “no.”

En general, tanto mi marido como yo intentamos darles el espacio necesario para expresar su punto de vista y estamos dispuestos a considerar las opciones que nos proponen. Pero cuando la decisión es claramente negativa, primero les explicamos por qué la respuesta es no. Cuando la justificación no les satisface y las negociaciones comienzan, somos los padres los responsables de poner un punto final a la conversación. Ser flexible y encontrar un equilibrio es esencial a la hora de establecer reglas. Pero una vez establecidas, las reglas deben ser respetadas. La constacia es el secreto del éxito.

Finalmente, los padres somos los responsables de crear conductas positivas en nuestros hijos. Al acceder constantemente a sus caprichos estamos dándoles permiso a manipular situaciones en las que somos los padres los que debemos tener el control y no los hijos.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 

Comentarios