skin
skin Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Cría niños libres

 
Dos autores que criaron a sus hijos en circunstancias fuera de lo "normal" hablan de la importancia de permitir que los niños crezcan con su propia personalidad en un ambiente apoyado por sus padres,
 
Cría niños libres La familia Schwartz tiene tres hijos,  y desde muy temprana edad cada uno de ellos mostró rasgos claros y determinantes de lo que sería su carácter y personalidad. Como la mayoría de las niñas,
              
 

La familia Schwartz tiene tres hijos,  y desde muy temprana edad cada uno de ellos mostró rasgos claros y determinantes de lo que sería su carácter y personalidad. Como la mayoría de las niñas, Elizabeth escogió pasar horas interminables cambiándoles el vestido y jugando con sus Barbies y Sam optó por los juegos más rudos y los camiones de juguete. Ambos seguían los marcos más generales de lo que implican los géneros masculino y femenino. Joseph, el otro hijo, se negó a jugar con los carros, como lo hacía su hermano, y optó por unirse a su hermana en el cuidado de las muñecas. Así mismo, el niño adoraba leer pero nunca mostró ningún interés por los deportes. Su padre, John Schwartz recopiló su experiencia en el libro Oddly Normal: One Family’s Struggle to Help Their Teenage Son Come to Terms With His Sexuality.

Contrario a lo que pueda ser el deseo generalizado de los padres, los niños no vienen a este mundo como una absoluta hoja en blanco. Por el contrario, los humanos nacemos con habilidades predeterminadas y rasgos temperamentales que, aunque los padres puedan modificar, no podrán cambiar del todo. En el caso del señor Schwartz, quien trabaja como corresponsal para The New York Times, él aceptó su rol de padre y dijo enfáticamente que su libro no era un texto sobre “cómo criar un niño gay“. Su experiencia se basa en criar hijos distintos, entendiendo y adaptándose a dichas diferencias.

Páginas: [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 

Comentarios