skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Adiós pañales, cómo enseñarle a usar la taza del baño

 
Enséñale a tu niño cómo hacer el cambio a la taza del baño.
 
Adiós pañales, cómo enseñarle a usar la taza del baño Una de los cambios que más ansiosamente esperan los padres en el proceso de desarrollo de sus hijos es el momento en que éstos aprendan a ir al baño y se acabe la continua labor de tener que
              
 

Una de los cambios que más ansiosamente esperan los padres en el proceso de desarrollo de sus hijos es el momento en que éstos aprendan a ir al baño y se acabe la continua labor de tener que cambiarle los pañales. Es importante que entiendas que cada niño es único en el tiempo que se demora para aprender a usar la taza del baño; algunos pueden aprender en cuestión de días mientras que otros pueden tardar meses. Tu ayuda es primordial en esta transición de pañales al uso del orinal.

¿Cuándo comenzar?

En los países latinos, sobretodo en las épocas de las abuelas donde se usaban mayoritariamente pañales de tela, las mamás solían comenzar a entrenar a sus pequeños para ir al baño antes del año. Seguramente, también pasaban tiempo limpiando los pequeños “accidentes” que solían ocurrir, ya que a esta edad los nenes no tienen control de sus esfínteres. El promedio de edad para comenzar el entrenamiento del uso del orinal en Estados Unidos son los 2 años, pero hay pequeños que pueden demostrar interés en hacerlo antes como otros pueden mostrarse reacios a aprender antes de los 3.

Es importante que no intentes forzar a tu hijo antes de que esté listo y evitar que el proceso de aprender a usar la taza del baño se convierta en algo traumático. Comienza por preguntarte cosas como ¿se sienta y camina solo? ¿puede seguir instrucciones básicas? ¿trata de imitar a los hermanos mayores o adultos cuando éstos van al baño?

Evita tratar de enseñarle a usar la taza del baño al mismo tiempo que algún otro evento de importancia esté sucediendo en su vida: una nueva escuela, una mudanza o la llegada de su nuevo hermanito son situaciones que podrán afectar el proceso de entrenamiento.

Compra lo que necesites

Lo primero que debes hacer es comprarle una sillita orinal o un asiento que se acople al inodoro de tu baño. Escoge algo que le pueda gustar, colorido y cómodo y asegúrate que sus pies toquen el suelo o que tenga un escalón o banquillo donde apoyarlos. Puedes también comprar vídeos sobre el tema o sacarlos de la biblioteca, esto seguro le ayudará. Los pañales de entrenamiento son otra buena inversión.

Establece una rutina

Para comenzar ayuda a tu hijo a que se familiarice con el orinal. Puedes llevarlo a que se siente en el orinal con su ropa puesta en los momentos en los que generalmente va al baño: en la mañana cuando se despierta, después de desayunar. Si al principio no demuestra mucho interés no te preocupes, se trata de que se vaya acostumbrando. Si por el contrario comienza a mostrarse reacio, guarda el orinal o déjalo de lado por un tiempo y luego vuelve a intentarlo.

Sin el pañal

Una vez que tu hijo se haya acostumbrado a sentarse en su orinal, el siguiente paso es que lo haga sin el pañal. Explícale que así lo hacen papi, mami y los hermanitos. Permítele que se vaya a acomodando a la sensación de estar en la taza del baño sin ropa.

Explícale

Es importante que tu hijo entienda lo que está haciendo. Puedes explicarle que todas las personas del mundo usan la taza del baño, que pasa con las evacuaciones después de que baje la cisterna, etc. También permítele que entre en el baño contigo cuando vayas al baño para que aprenda por imitación cómo hacerlo.

Recuerda que tu hijo puede tomarse tiempo en aprender a usar el orinal. No lo castigues si tiene accidentes, no lo fuerces y felicítalo en la medida en que vaya avanzando en su proceso.

Foto: Photodisc

 
 
 
 
 

Comentarios