skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Favoritismo hacia uno de tus hijos

 
¿Cómo darte cuenta y qué hacer si favoreces a uno de tus hijos?
 
Favoritismo hacia uno de tus hijos Los padres raramente o nunca admiten tener favoritismo hacia uno de sus hijos, pero los expertos concuerdan en que realmente lo hay, aunque varios prefieren hablar de afinidad. Cómo darte cuenta
              
 

Children's jealousyLos padres raramente o nunca admiten tener favoritismo hacia uno de sus hijos, pero los expertos concuerdan en que realmente lo hay, aunque varios prefieren hablar de afinidad.

Cómo darte cuenta de si estás favoreciendo a un hijo

Los padres deben constantemente revisar y evaluar su desempeño. Según la doctora en psicología Nurit Sheinberg, del Mailman Segal Center for Human Development, de Nova Southeastern University, los padres deben hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Le he dedicado tiempo a cada uno de mis hijos?
  • ¿Tuve oportunidad de hacer algo especial con ellos?
  • ¿Qué espero de cada hijo? ¿Es justo? ¿Es parejo?
  • ¿Mis hijos se ven contentos? ¿Estresados? Preocupados? ¿Enojados? ¿Frustrados?

Qué pueden hacer los padres

Lo crucial es demostrarles amor a tus hijos sin importar la afinidad que puedas sentir por un niño o una niña en particular. “Lo importante es que los chicos se sientan queridos por quienes ellos son. Y eso no se tiene que demostrar de la misma manera”, enfatiza la doctora en psicología Helena Duch, Ph.D., profesora auxiliar en Columbia University, Nueva York.

Otro punto fundamental: hay que evitar las comparaciones entre hermanos. Los padres deben evadir incluso comparar la manera en que se quiere a uno o al otro hijo “porque son relaciones completamente diferentes”, dice Duch, agregando que “todos los niños tienen cualidades positivas. Es cuestión de observarlas y empezar a apreciarlas”.

Además, los papás deben ser sinceros consigo mismos y autoevaluarse. “Lo más difícil es que se conozcan a sí mismos”, sigue la experta. “No deben sentirse mal por tener estas emociones. Si somos conscientes del problema, vamos por buen camino. Para ser equitativo, necesitas tener asumidos tus sentimientos”, resume Duch.

Páginas: [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 

Comentarios