skin
skin Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Amistades escolares

 
Aprender a respetar a los demás es el primer paso para mantener amistades duraderas, leales y constructivas.
 
Amistades escolares No hay mejor cosa para un niño que comenzar el año escolar junto a un amigo. Gran parte del entusiasmo de regresar al aula consiste en reencontrarse con caras familiares y amistades del año
              
 

No hay mejor cosa para un niño que comenzar el año escolar junto a un amigo. Gran parte del entusiasmo de regresar al aula consiste en reencontrarse con caras familiares y amistades del año anterior. Sin embargo, muchas cosas pueden cambiar con el inicio de un nuevo curso lectivo, entre ellas los amigos.

La amistad es una parte integral de la infancia y el desarrollo de nuestros hijos. Hacer amigos es importante porque les enseña a compartir, a resolver disputas, a interactuar y a dar y recibir impresiones, advertencias y consejos. Sin embargo, los padres sufrimos cada vez que nuestros hijos tienen dificultad en hacer nuevos amigos, se pelean con su mejor amigo o son dejados de lado. Es difícil para los padres saber cuál es nuestro lugar en relación a las amistades de nuestros hijos y cómo y cuándo podemos intervenir en sus relaciones.

“Las amistades ayudan a los niños a crecer emocional y socialmente”, afirma Leslie Blitz, especialista en educación de la escuela Hartshorn, en Nueva Jersey. “Durante esta etapa, los niños aprenden a compartir y a ceder, a cómo ganar o perder de forma adecuada. También aprenden a respetar los puntos de vistas de otros individuos”, añade. Según Blitz, los niños suelen encontrar compañía o consuelo en sus amigos, sea en los fracasos o los éxitos de sus vidas. Sin embargo, la mayoría de los chicos experimenta alguna experiencia dolorosa en relación a un amigo. “Cuando un chico regresa al aula y descubre que su amigo se mudó, no pasó de grado o se trasladó a otro colegio, es importante que los padres lo alienten a hacer nuevas amistades participando en actividades escolares que ayuden a sus hijos a integrarse al grupo”, sigue Blitz.

Según otros especialistas, enseñar a nuestros hijos a respetar a los demás es una buena forma de mantener las amistades. Los niños pueden divertirse sin tener que mandonear a sus amigos. Lo que nuestros hijos ven en el hogar es lo que harán en el futuro. Por eso lo mejor es educar dando el ejemplo. Los padres asimismo deben respetar la personalidad de sus hijos y su gusto en la selección de sus amigos. Los chicos no siempre eligen a sus amigos de la misma forma en que lo hacen sus padres o prefieren relacionarse a otros niños en grupo o individualmente. Abrir las puertas del hogar a sus amistades es otra buena forma de impulsar una buena amistad. Finalmente, es importante enseñarles a los chicos a solucionar conflictos entre amigos constructivamente.

Foto: Jupiterimages

 
 
 
 

Comentarios