Video: Tips para volar con tu bebé en avión

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Video: Tips para volar con tu bebé en avión

Viajar en avión con tu bebé, sola o acompañada, es una de las experiencias que pocas mamás quieren enfrentar. Y es que, dependiendo de la personalidad de tu chiquito, recorrer un aeropuerto con miles de personas o permanecer encerrados en un avión por al menos una hora puede poner a prueba los nervios del más valiente.

Lo primero que debes entender es que cada niño es un mundo. Si a tu bebé le gusta estar rodeado de personas y es amistoso con los extraños, quizás disfrute del viaje y la compañía de los pasajeros, pilotos o aeromozas. En cambio, si es tímido o temeroso, la historia podría ser distinta. Como madre, tú más que nadie sabe cómo calmar y atender sus necesidades. ¡Sigue tu instinto!

¿Lista para la aventura? 

Simplifica de antemano. Aunque con un bebé los imprevistos suelen estar a la orden del día,  planea y asegúrate de llevar lo más práctico. Por ejemplo, vístete con leggings o pantalones cómodos y camiseta de tonos oscuros (ya sabes, la leche, el vómito, ¡y todas esas sustancias que vienen de la mano con la maternidad!). A tu bebé, búscale un atuendo de dos piezas (más rápido para cambiar el pañal) y un abrigo o mantita para el avión. En vez de complicarte con una cartera o pañales gigante, opta por una mochila. De esa forma también tendrás tus manos “libres” para ocuparte de tu pequeño. 

Es estresante tener que cargar a tu bebé de un lado, los maletines al otro y, aparte, andar con la ansiedad de presentar el pasaporte o el boleto cada vez que te lo pidan. De nuevo, ¡no te compliques! Si llevas una chaqueta con bolsillos cerrados, mete tus documentos importantes ahí, de manera que los puedas mostrar en segundos. Si lo prefieres, existen bolsitos que se cuelgan a un lado (tipo messenger) para llevar solo el celular, el monedero y, por supuesto, tu identificación y pasaporte.

Empaca comida y juegos. Por regla, los aeropuertos permiten la entrada y salida de alimentos para bebé (snacks en bolsitas o envases plásticos y leche o fórmula) siempre y cuando sea una cantidad razonable. Por supuesto, no olvides el entretenimiento para el avión: algunos padres optan por comprar un juguete nuevo para el viaje que lo distraiga en el camino; otros prefieren descargar una película en sus electrónicos. Sea lo que sea, opta por cositas divertidas que tu niño realmente ame.

Pide ayuda. Viajar con bebés no es sencillo, más aún si vas sola. El personal del aeropuerto puede ayudarte si así lo requieres. Por ejemplo, a cerrar o cargar el coche o silla para el carro, a pasar de primera al avión para que puedas organizarte en el asiento, incluso a cargar tu bebé si necesitas ir al baño… Solo debes hacérselo saber a las azafatas o agentes de la aerolínea.

En líneas generales, los siguientes consejos de Annie Barrios, para TodoBebé, te ayudarán a que el viaje sea más tranquilo. Así que respira, ármate de paciencia ¡y bon voyage, mamá!

Imagen vía Pixabay

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios