3 razones para no castigar a tu hijo en público

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 3 razones para no castigar a tu hijo en público

Sentimientos como tristeza e inseguridad es lo que propicias en tu hijo cuando cometes el error de castigarlo en público.

La psicóloga Guila Sosman, docente en la Universidad del Pacífico asegura que: “Cuando menosprecias a tu hijo o hija en presencia de otras personas, lo violentas psicológicamente porque evitas que construya un grupo de referencia que le brinde aceptación y cariño para su desarrollo”.

Entre otros sentimientos que tiene el niño cuando tu lo humillas en público son, según la especilista: temor, frustración y rabia. Incluso, Sosman asegura que los menores de edad que son denigrados por sus padres en público, sufren de afectación mental.

“Si castigan a sus hijos en frente de otras personas debes saber que repercutes directamente en la autoestima de tu hijo. Es decir, la disminuyes. Peor aún, ese niño tendrá desconfianza de ti, impotencia y hasta rabia”
, considera la psicóloga.

 

Razones

1. Tu familia es un lugar seguro para tu hijo:

Tu hijo debe sentirse amado, respetado… si no es en su familia entonces, ¿dónde? En tu hogar es donde tu hijo expresa sus sentimientos y problemas. Los padres y los demás hermanos (si los tiene) le brindan apoyo y amor. Si tienes la costumbre de señalar a tu niño en frente de otras personas, traicionarás ese vínculo.

2. No mejorará su comportamiento:

¿Crees que porque le llamas la atención en público será más disciplinado? Pues no. Tu hijo siente emociones negativas hacia ti. Experimentará ansiedad y se sentirá herido emocionalmente. De hecho, si a ti te pasó, aún recordarás ese momento en el que tu mamá te humilló en frente de terceras personas. ¡Evita que tu hijo guarde recuerdos como éste!

3. Respeta su intimidad:

Si tu hijo comete un error, NUNCA lo corrijas o llames la atención en público. Él debe saber por qué consideras que la acción no estuvo bien pero, en privado. Respeta su personalidad, dale apoyo.

4. Las mejores correcciones

La psicóloga Guila Sosman sugiere que debes conversar con tu hijo sobre el error que cometió, las consecuencias que implica y demás. Da como ejemplo: “Si tu hijo juega con su pelota en la sala de estar y por accidente quiebra uno de tus floreros, indícale la falta y dile que debe ayudar a limpiar”.

5. Peor, aún si hay contacto físico: 

1. Interfiere en los procesos de aprendizaje de tu hijo.
2. Lo invita a no razonar. Se excluye el diálogo y la reflexión, tu hijo se ve imposibilitado a establecer relaciones debido a su comportamiento.
3. Tu hijo se sentirá abandonado.
4. Ve a la sociedad como una comunidad amenazante.
5. Tu hijo experimenta las ganas de alejarse de su casa.
6. Cree que la violencia es el camino para solucionar los problemas.

¡Evita llamar la atención a tu hijo en público!

Lee también: Educar en lugar de imponer

 

Foto: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios