8 tips para manejar los celos de tu pareja hacia el nuevo bebé

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 8 <i>tips</i> para manejar los celos de tu pareja hacia el nuevo bebé

Una relación de pareja requiere tiempo, atención, dedicación. Además, necesitas fortalecer ese vínculo amoroso cada día para que la pareja se mantenga unida. Pero, lo mismo ocurre en una relación materno- filial.
El padre, al igual que los hijos necesitan afecto, cariño y muchas atenciones.
La pareja es una ayuda esencial cuando llegan los niños. Pero con todo lo que acarrea ser madre,  puede llegar a sentirse un poco descuidado. Y, en ocasiones, hasta celoso al ver que tu atención ya no está centrada en él un 100 por ciento.
A veces los hombre entran en un síndrome de competencia  y rivalidad con el nuevo miembro de la familia. Buscan llamar tu atención, exigen más tiempo y hasta se quejan por la falta de muestras de cariño. El tiempo se hace corto para la madre. Apenas le da para realizar tareas básicas con el niño, lo que provoca menos tiempo con la pareja. Algunos hombres no superan esos celos luego del nacimiento del bebé.  Esto puede continuar hasta que el niño tenga varios años y se crea cierta competencia por llamar tu atención. Muchos hombres aún son niños en esencia o carecen de la madurez necesaria para entender que llegó un bebé que requiere atención.

Para no descuidar a ninguno de los dos, debes establecer ciertas reglas del juego en el hogar . De esta manera no te volverás loca en busca de tiempo extra para ambos.

1. Establece una hora de dormir para los niños. De esta manera, si tienen una rutina de ir a la cama por ejemplo a las 8 pm, te sobrará tiempo para cenar con tu pareja, darte un vinito o una ducha juntos.
2. Saca tiempo para ayudar con las tareas de la escuela o para jugar. Así el niño se sentirá querido, amado y atendido. Una buena sugerencia es hacer esto mientras si tu pareja aún está en el trabajo. Así, cuando termine su día laboral, puedes entonces compartir con él.
3. Indícale al niño que cuando están hablando los adultos tiene que esperar un poco para ser atendido, a menos que sea una emergencia. A lo mejor lo que tu esposo quiere comentarte algo sobre el último juego de pelota que vio o hablarte de las finanzas del hogar. Pero, dedícale atención a lo que te dice por simple o complicado que sea y, luego, atiende al niño. No permitas que el niño interrumpa la conversación adulta. Recuerda, que para tu esposo puede ser tan importante ese juego como  hablar de finanzas.
4. Dale tiempo y espacio individual a cada cual. De esta manera se sentirán queridos. No es lo mismo compartir en grupo, que tener una atención individualizada. Sea el niño o el padre, se sentirá especial y querido por ti.
5. No quieras ni pretendas ser supermujer y dedicarle el 100% de tiempo y esfuerzo a ambos. Te vas a cansar y no vas a ser feliz, porque no vas a poder complacerlos a todos. Ni a ti misma. Es mejor que dividas el tiempo que tienes disponible y hagas pequeños encuentros individuales con cada miembro de la familia a medida que puedas.
6. Establece prioridades y dedícale tiempo a lo que más prioridad tenga en ese día o en ese momento.
7. Recuerda que para el niño decirte algo importante puede ser comentarte algo sobre su personaje de videojuegos favorito. Pero, es importante que lo escuches  para que tenga la confianza en decirte otras cosas más importantes cuando crezca.
8. No descuides a tu pareja.  Toma al menos unos 20 minutos del día para tener un aparte con él. Darle un beso apasionado o regalarle una sonrisa. Si no hay ese tiempo un día, al menos guíñale (pícale) el ojo y tomen una copa aunque juntos; ¡aunque sea de agua burbujeante!

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios