El primer cumpleaños: celébralo con mucho amor y poco dinero

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for El primer cumpleaños: celébralo con mucho amor y poco dinero

Niños en fiesta de cumpleaños

 

Pero el primer cumpleaños del ‘bebé’ es más bien una fiesta para los papás y familiares: a esta edad, los pequeños no tienen mucha noción de lo que está pasando y además no tienen todavía esa capacidad de jugar con otros bebés, o infantes, de manera que su cumple es más una reunión de adultos que un festejo de niños.

 

Esto no quiere decir que no vale la pena festejar el primer cumple. Para nada. Nunca olvidaré la emoción de celebrar el primer año de mis hijas y la inmensa alegría de soplar la velita junto a ellas.
El primer cumpleaños, sin duda, tiene gran valor para nosotros, pero no tiene que costar caro. Para ello, hay que organizarse con tiempo y pedir ayuda a la familia, entre otras cosas.

 

Mira cómo festejar con mucho amor y poco dinero:

 

Envía invitaciones ONLINE: seamos honestos, las invitaciones de papel son hermosas pero seguramente terminarán en la basura. Hay por estos días decenas de programas para crear invitaciones online que hasta permiten personalizarlas con videos, fotos y música. Muchos de estos programas son gratuitos y los que cobran lo hacen por menos de 5 dólares al mes.

 

 

RSVP: es muy importante que tus invitados te dejen saber si van o no a la fiesta, y si lo hacen con acompañantes. Las invitaciones online son geniales en ese sentido porque mandan recordatorios automáticos a quienes no respondieron y te ayudan a saber quien viene y quien no sin tener que llamar a las personas o escribirles un email.

 

 

Usa tu casa: si es posible, haz la fiesta en tu casa o departamento. No sólo porque te costará menos, sino porque tú bebè está familiarizado con el lugar y es su espacio en el que se mueve diariamente. Piensa que habrá gente desconocida para él y el hecho de que esté en casa le dará más tranquilidad. Muchos chicos ni siquiera caminan a esa edad y estar en casa les permite gatear.

 

Limita la cantidad de adultos: Seguramente querrás invitar a todos tus amigos, a los vecinos, compañeros de trabajo y hasta a la partera. Pero no es buena idea. Los adultos entenderán si no puedes invitarlos a todos y ya habrá otras oportunidades de estar juntos, y de celebrar las maravillas que hace tu bebé.

 

 

Pide ayuda: recuerda, es el cumple de tu hijo y él será el centro de atención. Es probable que quiera que estés cerca de él cuando lleguen los demás y que te pida que lo acompañes a todas partes. Pide a tu familia, hermana, tía que te ayuden a ser los anfitriones de la fiesta mientras tu tienes tiempo para atender al festejado. Y por supuesto, ¡que alguien se encargue de tomar todas las fotos!

 

Haz la comida y el pastel: Pizza, sandwiches, arrolladitos, canapés y botanas son opciones tradicionales. No te olvides de una bandeja de frutas y queso, para los que prefieren comer más liviano. El pastel puede ser hecho en casa: si es la primera vez que lo preparas hazlo un día antes para asegurarte que si algo sale mal, aun tienes tiempo de probar otra vez o comprar uno en la panadería.

 

Inicia una tradición: el primer cumple es ideal para iniciar una tradición familiar, ya sea una foto de todos soplando las velas o de algo que sepas que puedes repetir el próximo año. Las tradiciones no cuestan dinero pero tiene un valor que crece con el tiempo.

 

Decora con cautela: asegúrate de no tener a mano ningún objeto que pueda lastimar o poner en riesgo la seguridad de los pequeños. Nada de sogas, o lazos u objetos pequeños que se puedan llevar a la boca. Opta siempre por poner la decoración en un lugar que no esté al alcance de los niños.

 

 

Y recuerda, con niños, los planes son siempre tentativos: puede ser que ese día tu pequeño esté de buen humor y la pase genial o que se decida a tomar su siesta en pleno festejo.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios