Cómo tomar fotos perfectas

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo tomar fotos perfectas

fotosCómo comenzar:
Saca muchas fotos. Los profesionales toman cientos de fotos para terminar con unas cuantas muy buenas. Como sacar fotos digitales es barato, acostúmbrate a tomar muchísimas. “Saca varias tomas de la misma escena y después escoge otro escenario”, sugiere Mark M. Hancock, fotógrafo periodístico en Dallas.
Elige el mejor fondo. Muchas cámaras tienen un módulo para deportes o para niños; ambos permiten tomar fotos nítidas de sujetos en movimiento porque incrementan la velocidad de obturación automáticamente. Busca el ícono del hombre corriendo o el del chico con el perro y usa uno de ellos en lugar del automático.
Di “¡mami!”. Pedir a tu chico que diga “whiskey”, resultará en sonrisas forzadas. En cambio, las palabras que comienzan con M, crean una expresión más agradable. Los bebés sonríen haciéndoles cosquillas.

Capta la acción:
Para sacar buenas fotos en movimiento, sigue la acción con tu cámara y detenla mientras oprimes el disparador. O prepara la foto un segundo antes de que ocurra la acción. Si tu hijo está saltando en un trampolín, enfoca en un punto en el aire antes de que llegue. Y pulsa el botón repetidamente al entrar al marco.

Prepara el escenario:
Capta su personalidad.
 Las mejores fotos muestran quién es tu hijo, no sólo cómo es en apariencia. Así que saca sus juguetes favoritos y tómale fotos inadvertidamente mientras juega o acaricia al perro.
Amplía tus horizontes. Antes de tomar una foto, asegúrate de que no haya nada en el marco que la pueda arruinar —como un poste telefónico que, según aparece en la foto, está creciendo de la cabeza de tu hijo—, recomienda Ginny Felch, coautora de Photographing Children Photo Workshop: Develop Your Digital Photography Talent (John Wiley & Sons, Inc.).
Contrólalos. Pon a tu pequeño en una cesta de mimbre para que no se escape de la cámara. Si tienes más de un niño, reúnelos en un lugar. Lo más importante es que se diviertan, aunque sea por esos minutos cruciales.

Llena el marco con amor:
Estudia todos los ángulos. Ponte en cuclillas para estar al mismo nivel que tu hijo, o hasta más abajo, y tómale fotos enfocando la cámara desde allí. Tomar fotos desde arriba puede distorsionar la perspectiva: parecerá que el niño tiene una cabeza gigante y pies muy pequeños, explica Cindy Bizal, una fotógrafa de niños en Portland, Oregon.
Acércate. No pongas mucha distancia entre la cámara y el sujeto. Cuánto más lejos estés, más pequeño saldrá.

Sigue la luz:
Procura sacar fotos con luz favorable.
 Las mejores horas son por la mañana temprano y al atardecer, cuando el sol está más cerca del horizonte (antes de las diez de la mañana y después de las cuatro de la tarde). Si estás tomando fotos afuera en otro momento menos oportuno, usa el flash (usa el módulo “flash de relleno” o “flash manual”) para suavizar los rasgos y minimizar todas las sombras.
Difumina la luz. Por la noche, asegúrate de usar el modo que previene el efecto de ojos rojos. Si eso no funciona, cubre el flash con un pedazo de pañuelo de papel para tamizar la luz.

Celebra las pequeñas cosas:
Enfócate en los detalles. Los bebés son preciosos de pies a cabeza, pero no te olvides de cada una de sus partes. Si tu cámara tiene un modo de distancia focal corta (busca el ícono de la flor), úsalo para enfocar una mano, un pie, una oreja o un codo. Este módulo ayuda a evitar fotos borrosas.

 

Foto: Wavebreak Media 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios