Tu cuerpo luego del bebé: 4 cosas que necesitas saber

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Tu cuerpo luego del bebé: 4 cosas que necesitas saber

¿Estás preocupada por tu cuerpo post bebé? Compararte con las modelos o las famosas no es justo, porque ellas tienen entrenadores y chef que las ayudan a mantenerse en forma durante el embarazo y para luego bajar de peso. En vez de pensar en expectativas poco realistas establecidas por las famosas, ve a tu paso. “A tu cuerpo le toma nueve meses estirarse para que quepa el bebé, así que dale un año a tu cuerpo para que se recupere del todo”, dice la ginecóloga de New York, Anita Sadaty, M.D.

Secretos de “sudor”

Muchas artistas que se ponen en forma rápidamente mantienen su peso en control cuando están embarazadas (los doctores sugieren que un aumento de peso saludable en el embarazo está entre ganar  de 25 a 35 libras y para gemelos de 35 a 40). Luego que llega el bebé van por mucho tiempo al gimnasio. “Una de mis clientes hacía cardio en la mañana y pesas en la tarde”, dice Andrea Orbeck, una gurú de ejericios que ayuda a celebridades como Heidi Klum a recuperar su peso. De todas formas, la mayoría de las madres no deben exigirse tanto. Dos o tres semanas después de un parto vaginal sin complicaciones (o cuatro o cinco después de una cesárea), puedes hacer ejercicios como caminar, jogging u otra actividad que disfrutes. Luego, Orbeck sugiere que hagas 30 minutos de ejercicios vigorosos de cinco a seis días por semana.

Abdominales

Como los músculos del abdomen se han estirado para darle espacio al bebé, tu barriga puede verse igual que como se veía en el primer trimestre de embarazo o hasta los seis primeros meses. Hacer yoga y pilates puede ayudar, pero algunas mujeres se pueden quedar con un rollo de piel que no se moverá de ahí. “Puedes hacer todos los crunches, plancahs, y abdominales del mundo y no obtendrás los resultados que están buscando”, dice Orbeck. Estamos seguras que ese bebé en tus brazos significa más que un estómago plano.

 

Breast Intentions

Si eres como  Jessica Simpson, que presumió sus atributos en su último embarazo, aumentar uno o dos tamaños de sostén está bien. Los altos niveles de progesterona y estrogeno preparan tu cuerpo para producir leche, haciendo que tu tejido mamario aumente así como tus pechos. Una vez termines de lactar o si no lo haces, tus pechos volverán al tamaño natural -tal vez con algo de estiramiento- en unos meses. Limitar el aumento de peso durante el embarazo puede ayudar a que te recuperes. “Esas libras de más terminan en tu pecho”, dice  Orbeck. Aunque lactar hace que algunas mujeres bajen de peso más rápido, no es al instante. “Prolactina, la hormona necesaria para la producción de leche, puede hacer que tu metabolismo esté más lento”, dice la doctora Dr. Sadaty, y agrega, “lo que explica que muchos pacientes no puedan bajar esas últimas 10 libras, hasta después de lactar”.

¿ Y los pies hincados? 

¿Recuerdas los pies hinchados de Kim Kardashian antes de que naciera North West? Casi el 75 por ciento de las mujeres embarazadas experimentan los pies hinchados. Las futuras  madres retienen líquido, para que sus tejidos se pueden expandir mientas los bebés crecen; la gravedad provoca que el líquido vaya a los pies y los tobillos. No te deshagas de tus zapatos todavía,- probablemente puedas volver a usarlos antes de un año.

Publicado originalmente en la edición de mayo de 2014 en Parents magazine.

 

 

Texto por Kimberly A. Daly 

Foto: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios