¿Son seguros los remedios naturales para inducir el parto?

 
bytes
 
 
         
 
 
image for ¿Son seguros los remedios naturales para inducir el parto?

embarazoSeguramente has escuchado varias historias y recomendaciones acerca de lo que te podría funcionar para inducir el parto, pero hay que tener precaución porque algunas de ellas no sólo no te ayudarán, sino que hasta te podrían hacer daño. Empecemos por decir que lo que estimula el trabajo de parto son unas hormonas llamadas prostaglandinas. Por eso, cuando el cérvix (o sea el cuello del útero) no está listo y se ha pasado la fecha anticipada del nacimiento del bebé, el médico podría recetarte un gel con prostaglandinas para que la apliques en el área del caso para que te ayude a prepararte. Seguramente estarás pensando que eso no es un remedio natural.

Una forma natural de exponer el cuello del útero a cierta cantidad de prostaglandinas es teniendo relaciones sexuales. Esto se debe a que el semen las contiene. Además, si tienes un orgasmo, se libera otra hormona llamada oxitocina, que estimula las contracciones del útero. Obviamente, es importante que tengas relaciones en posiciones que te sean cómodas a ti y que no haya contraindicaciones para que lo hagas (por ejemplo: no se recomienda que se tengan relaciones sexuales si se tiene placenta previa).

Caminar, bailar y hacer ejercicio pueden ayudarte a que te sientas mejor, pero como no aumenta la liberación de prostaglandinas, no estimula el trabajo de parto. Sin embargo, es mejor a que te mantengas sedentaria. Comer picante o tomar laxantes podría derivar en que te sientas más incómoda y tampoco estimulan la producción de prostaglandinas. Hay personas que dicen que las hierbas como la cimicifuga racemosa (black cohosh) las han ayudado. Desgraciadamente no hay estudios científicos que lo prueben, por lo que no sabemos ni cuánto se debe dar, ni qué efectos podría tener en la madre o en el bebé. Además, como contiene fitoestrógenos, podría alterar la coagulación de la sangre, y si se requiriera una cesárea o hubiese problemas de sangrado o de coágulos posteriores al parto, todos estos problemas podrían asociarse al uso de esta hierba. Aunque a veces los remedios naturales suenan atractivos, también pueden tener riesgos. Por eso es mejor ir a lo seguro y probado.

Foto: iStockphoto

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios