skin
skin
Ad skin
   Bienvenido a nuestro sitio.  
 
 
 

Ritmo cardíaco y el embarazo

 
Aprende a manejar tu ritmo cardíaco durante el embarazo.
 
Ritmo cardíaco y el embarazo   [caption id="attachment_29541" align="alignleft" width="400"] Que no te confundan los falsos mitos[/caption] Mito: Tu ritmo cardíaco no debe aumentar a más de 140
              
 

 

embarazadas haciendo yoga

Que no te confundan los falsos mitos

Mito: Tu ritmo cardíaco no debe aumentar a más de 140 pulsaciones.

Realidad: Quizás hasta tu obstetra te recomendó esto pero la American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG, por sus siglas en inglés)  ha abolido este edicto hace muchos años. “No tenemos una regla  con respecto al ritmo cardíaco  porque hemos comprobado de que no es un buen indicador  de cuán intensamente estás trabajando”, explica  Annette Lang, especialista  deportiva, de Nueva York, especializada en ejercicios pre y post natales. Si estás bien entrenada, quizás se te eleve el ritmo cardíaco a más de 140 pulsaciones, aunque no te parezca tan abrumador. Sin embargo si eres madre primeriza, ese número puede ser demasiado alto.

El centro de la cuestión, según Lang,  es que las embarazadas pueden realizar ejercicios moderados. ¿Pero cómo saber lo que es moderado para ti?  Usa el examen de la conversación para medir tu esfuerzo: deberías estar levemente sin aliento pero capaz de poder tener una conversación, explica Jon Snyder, M.D., profesor adjunto de obstericia y ginecologíaa, en New York University School of medicine. Si estás jadeando, debes reducir la intensidad del ejercicio, pero si puedes conversar normalmente, debes aumentar la intensidad. Mientras te sientas bien, puedes continuar con  el mismo tipo de actividad que realizabas antes de quedar embarazada, incluyendo un trote liviano, explica Lang, pero a medida que crezca tu barriga tendrás que  bajar un poco la intensidad.

Foto: iStockphoto

 

 
 
 
 
 

Comentarios