6 consejos para prevenir los calambres durante el embarazo

 
bytes
 
 
         
 
 
image for 6 consejos  para prevenir los calambres durante el embarazo

Durante el embarazo es muy normal que se presenten los molestos calambres. El ginecólogo Francisco Zorrilla explica que estos son contracciones que se forman en los músculos y afectan principalmente las pantorrillas y los muslos, especialmente durante las noches.

¿Por qué sufres de calambres cuando estás embarazada?
El médico confirma que en las etapas del embarazo los factores que los favorecen son:

-Aumento del volumen del útero y compresión de los nervios que van hacia las extremidades inferiores.
-No incluir en tu alimentación saludable alimentos que te provean de calcio y potasio.
-Edemas y retención de líquido, sobretodo en tus piernas.
-Sedentarismo mientras esperas la llegada de tu bebé.

Consejos para prevenirlos

El Dr. Zorrilla te recomienda 5 específicos:

1. Tu dieta

Mamá, es fundamental que aumentes el consumo de alimentos ricos en calcio como: leche, queso y yogur. Lo indicado es que los tomes todos los días. Y no olvides incluir potasio. Plátanos, frutos secos, higos y castañas lo aportan.

2. Vitaminas

Desde la primera visita al médico y durante los 9 meses, tu médico debe indicarte las que necesitas tomar. Es muy recomendable que inluyas ácido fólico al menos durante los primeros 3 meses de embarazo.

3. Ejercítate

El especialista afirma que por lo general, aconseja a sus pacientes embarazadas hacer actividad física todos los días. Nadar y caminar son idóneos, además de realizar estiramientos antes de dormir. Realiza movimientos circulares en tus pies para que no se sobrecarguen e inflamen. Conoce sobre los mitos de hacer ejercicio durante el embarazo.

4. Posturas

Aunque es variable entre las mujeres embarazadas, en general mantener las piernas cruzadas o flexionadas favorecen a la aparición de calambres. Por eso, mejor evita estas posturas al sentarte.

5. Masajes

En el supermercado o tiendas de estética podrás encontrar alguna crema especial para piernas. Dile a tu pareja que te de masajes en piernas y pantorrillas luego de haber tomado un baño relajante.

6. Hidrátate

Beber agua u otros líquidos en cantidad suficiente evitará que te deshidrates. Este hábito también ayudará a que los músculos se contraigan y así se relajen con facilidad. Cuando participes en alguna actividad física, trata de reponerte con líquidos.

¿Cómo aliviarlos?

Cuando sientas un calambre, estira tus músculos de inmediato. Enderece tu pierna y flexiona los dedos de los pies suavemente hacia atrás, es decir hacia la espinilla. Podría dolerte pero esta maniobra calmará tu dolor. Intenta relajar esa molesta sensación colocando una botella con agua caliente en la zona o camina durante varios minutos.

Sigue estos consejos y verás cómo en tu embarazo no sufrirás con el dolor ocasionado por los calambres. ¡Tu bebé necesita una mamá fuerte y sobretodo saludable!

 

Foto: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios