Precauciones con el mercurio durante embarazo y lactancia

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Precauciones con el mercurio durante embarazo y lactancia

Los pescados y mariscos son parte de una dieta buena y saludable ya que son una excelente fuente de proteínas, nutrientes y además son bajos en calorías.  ¿Pero sabías que estos también pueden contener mercurio?

El mercurio es un químico que puede afectar el cerebro en desarrollo y causar problemas de aprendizaje en los niños, según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. La mayoría de las personas pueden comer estos frutos marinos sin preocuparse del mercurio, pero el Departamento de Salud del Estado de Nueva York aconseja que las mujeres embarazadas o que están amamantando y los niños pequeños le presten más atención.

Durante el embarazo, el mercurio es peligroso porque puede pasar de la mamá al bebé, y en cantidades más pequeñas puede también pasar a la leche materna. La mayoría de los bebés cuyas mamás comen pescado durante el embarazo nacen sanos y se desarrollan saludablemente. Sin embargo, cuanto menos expuesto esté un niño al mercurio, mejor.

Además, es importante saber que no todos los pescados y mariscos tienen la misma cantidad de mercurio, y hay algunos que se pueden comer más que otros. Los padres deberían elegir pescados que contengan un nivel bajo de mercurio y limitar la cantidad que se les sirve a los menores de seis años. Ponle atención a los pescados más grandes y aquellos que se alimentan de otros peces ya que suelen tener más mercurio.

Para más información acerca de cómo cuidar a tu familia del mercurio, visita la página del Departamento de Salud Ambiental o la página del Departamento de Salud de Nueva York.

Photo Credit: iStockphoto

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios