skin
skin
Ad skin
   Bienvenido a nuestro sitio.  
 
 
 

Parto inesperado en casa

 
Qué hacer en un parto inesperado en casa.
 
Parto inesperado en casa El parto normalmente dura varias horas, tiempo suficiente para que la mayoría de las mujeres puedan llegar al hospital o al centro de maternidad, pero en caso de que tengas un parto inesperado en
              
 

El parto normalmente dura varias horas, tiempo suficiente para que la mayoría de las mujeres puedan llegar al hospital o al centro de maternidad, pero en caso de que tengas un parto inesperado en casa, sigue estas pautas:

  • Llama al 911. Los paramédicos están entrenados en partos, al igual que quien te atienda, para darte instrucciones por teléfono.
  • Mantén la calma. Acuérdate de que el parto es un proceso natural. “Cuando ocurre rápido, eso significa que todo está bien”, dice Marjorie Greenfield, M.D., autora de The Working Women’s Pregnancy Book y directora de obstetricia y ginecología en el UH MacDonald’s Woman’s Hospital, en Cleveland.
  • Busca y prepara mantas, toallas o sábanas limpias. Necesitarás una para recibir al bebé y limpiarle la sangre y otra para abrigarte a ti y a tu nuevo hijo.
  • Empuja cuando sea necesario. Aunque cualquier posición está bien, será más fácil para tu compañero si te acuestas. Guía la cabeza, revisa la posición del cordón y deja que el bebé salga.
  • Evalúa los signos vitales, como la respiración y la circulación. Si tu bebé no está llorando, ponle tu mano cerca de su nariz para ver si está respirando y verifica que tenga pulso poniendo tu mano sobre su pecho. Si alguno de estos signos son negativos, frótale la espalda o dale un golpe suave en sus pies. “Usualmente estas técnicas harán que tu bebé llore”, dice la doctora Greenfield.
  • Deja el cordón umbilical. Espera que lleguen los profesionales entrenados —con instrumentos esterilizados— sean quienes aten y corten el cordón. Si has expulsado la placenta, ponla en un tazón o en una bolsa de plástico y llévala contigo al hospital. Así los médicos podrán asegurarse de que no haya quedado nada dentro de tu vientre.

Foto: Thinkstock/iStockphoto

 
 
 
 
 

Comentarios