Cómo afrontar un nuevo embarazo con un niño en casa

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo afrontar un nuevo embarazo con un niño en casa

“¡Estoy embarazada!” Cuando te enteras que serás madre de nuevo, podrías asustarte un poco porque no sabes cómo sobrellevarlo con un niño en casa. Sin embargo, debes estar segura que toda esa experiencia te ayudará. En los aspectos prácticos ya sabes organizarte, cuentas con lo necesario para cuidar a este nuevo hijo, conoces al pediatra y la elección de una posible niñera está resuelta. Ahora bien necesitas organizar la economía de tu familia, el tiempo y prepararte para afrontar los celos de tu pequeñito.

Para que esta felicidad no se arruine, sigue estas pautas para afrontar que tu familia está creciendo.

1. Esposo e hijo

El trabajo se multiplicará por dos. Ya no tendrás temor a la hora de bañar, cambiar su pañal o incluso si llora por estar muy abrigado porque sabrás que hacer. Además, contarás con la ayuda de tu pareja a la hora de cuidar a tus pequeños pues ya es un padre bastante experimentado. Mientras tú atiendes al recién nacido, él sabrá como entretener al hijo mayor.

Diferencia de edades

¿Cuánto tiempo esperaste para el segundo embarazo? Algunos madres desean que sus hijos nazcan seguidos y así no marcar diferencia en las etapas de su desarrollo. Aunque estos padres disponen de menos tiempo para ellos, los niños ganan autonomía y ellos independencia.

Si con tu pareja deciden tener un segundo hijo luego de años, disfrutan más al primero pero, esa diferencia de edades les cobrará factura porque el niño se convertirá en el mimado de la casa, afirma el sitio WebConsultas.

2. Celos

La psicóloga Vanessa Fernández te da los siguientes consejos para preparar a tu hijo cuando eres una mujer embarazada.

Involucra a tu niño con la llegada de un nuevo hermanito desde el embarazo.

Pídele que le hable a tu barriga y que exprese sus sentimientos.

– Trata de no hacer enormes cambios al decidir quedar embarazada. Por ejemplo: procura no hacerlo cuando tu hijo inicie la guardería o escuela.

– Explícale a él lo que va a pasar. Hazle saber que cuando estés en el hospital alguien le cuidará. Ojalá que sea una persona cercana y que se desplace a tu casa.

Incrementa tus muestras de cariño.

– Reserva todos los días un espacio solo para él y no intestes cambiar sus hábitos.

Ayúdale a ver lo bonito que es tener un hermanito. Tendrá compañía para sus juegos, jugarán a la pelota y demás…

Si la diferencia de edad es de uno o dos años, tu bebé se adaptará a la llegada de un hermano. La ventaja es que compartirá el uso de pañales, biberones, horarios de comida y sueño. Cuando tu hijo tienen más de tres años, lo conveniente es hablarlo.

3. Estabilidad económica

Con una buena planificación harán los ajustes para no sentirse ahogados. Aunque un bebé significa una boca más que alimentar, atención médica, ropa, pañales… no te preocupes, todo saldrá bien. Un segundo bebé en casa traerá felicidad y siempre saber que llegará es una noticia que se celebra en grande. ¡Lo demás, llegará después!

Visita nuestra nueva sección: Nombres para bebés.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios