skin
skin Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Madres después de los 45

 
Ventajas y desventajas de tener hijos después de los 45.
 
Madres después de los 45 En pleno siglo XXI aún es muy raro escuchar de una mujer que no tenga deseos de tener hijos, esto es particularmente cierto dentro de las latinas quienes históricamente han relacionado la
              
 

En pleno siglo XXI aún es muy raro escuchar de una mujer que no tenga deseos de tener hijos, esto es particularmente cierto dentro de las latinas quienes históricamente han relacionado la maternidad con una parte importante de ser mujer. Sin embargo la realidad de que cada día más mujeres buscan acceder a los estudios universitarios y entrar a competir en el mercado laboral ha hecho que muchas mujeres retrasen el embarazo más allá de los límites de su propio organismo.

La revista New York publicó recientemente un artículo escrito por Lisa Miller donde se discuten las variantes que trae la maternidad a edades avanzadas. Aunque bien es cierto que el cambio en la mentalidad machista, de la mano con la evolución social frente al papel de la mujer y las nuevas necesidades económicas de las familias urbanas han ido dejando el tener hijos a una edad muy temprana, como ocurría con las abuelas, existe un creciente grupo de mujeres que han demorado el tener un hijo más allá de los 45 años .

Buscar la satisfacción y éxito personales y profesionales son las dos principales razones por las que las mujeres ponen en espera el convertirse en mamás. Otros motivos incluyen infertilidad de una pareja previa, divorcio, un sentido de no estar aún listas o el deseo de volver a tener un pequeño en casa después de que los hijos mayores han dejado el hogar.

Las mujeres que optan por una maternidad tardía defienden su punto sobre las bases de que están económica y anímicamente mucho mejor preparadas para recibir un bebé. La reacción de quienes no hacen parte de este grupo suele ser muy diferente. A la pregunta de si ¿las mujeres deberían tener hijos después de los 50? formulada por Miller en el artículo las respuestas pasaron de un comentario en lo difícil de la situación, hasta la afirmación de que se trata de algo extraño y mayoritariamente el resultado de una crisis tardía.

Desde el punto de vista médico las mujeres que han alcanzado la menopausia y optan por la fertilización invitro y el alquiler de vientres, incluso ciertas mujeres que aún no cuentan con una pareja deciden congelar sus óvulos a la espera de que el candidato ideal aparezca. Sin embargo las posibilidades de concebir disminuyen en la medida en que la edad de la mujer (y los riesgos para ella y el futuro bebé) aumentan.

A sus 49 años Fiona Palin, una de las entrevistadas por Miller, dio a luz a su pequeña Kiki, quien nació saludable y está siendo criada con todo el amor por unos padres que la anhelaban como nada. Sin embargo,¿qué sucederá cuando la niña llegue a sus 25 años y muy probablemente tenga que enfrentarse con la muerte de sus padres?

Las diferencias generacionales, la disminución del nivel de energía por parte de los padres y lo “extraño” de la situación siguen siendo puntos de cuestionamiento para las mujeres que deciden asumir una maternidad después de los 45 años, mientras tanto quienes tienen éxito con sus tratamientos están dichosas de la llegada de sus pequeños.

Foto: Digital Vision/James Woodson

 
 
 
 

Comentarios