skin
skin
Ad skin
   Bienvenido a nuestro sitio.  
 
 
 

El estrés y la relación con la infertilidad

 
El estrés puede estar muy relacionado con la infertilidad.
 
El estrés y la relación con la infertilidad [caption id="attachment_29273" align="alignleft" width="330"] El estrés agrava la infertilidad[/caption] Si estás tratando de concebir sin mucho éxito, es posible que el estrés sea el
              
 
El estrés agrava la infertilidad

El estrés agrava la infertilidad

Si estás tratando de concebir sin mucho éxito, es posible que el estrés sea el impedimento.

Aunque todavía no está claro si el estrés causa la infertilidad o si sólo la agrava, los médicos saben con certeza que la ansiedad, la depresión y otros problemas psicológicos pueden dificultar la concepción. “El estrés hace que el cerebro libere neurotransmisores que afectan las hormonas que controlan la ovulación”, explica Kenneth Burry, M.D., director de la División de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad en la Oregon Health & Sciences University, en Portland. “En algunas mujeres, puede interrumpir el sistema neuroendocrino tan severamente que impide la ovulación”.

Si bien todas las mujeres tienen que lidiar con el estrés en cierta medida, las mujeres infértiles tienen aún más. “En nuestra sociedad estamos acostumbrados a planear nuestras vidas, ponernos metas y trabajar duro para lograrlas”, dice Elizabeth Grill, Psy.D., psicóloga del Centro de Medicina Reproductiva e Infertilidad en el Weill Medical College de Cornell, en Nueva York. “Esa manera de hacer las cosas no funciona si tienes infertilidad. Uno de los aspectos más difíciles de la infertilidad es la pérdida del control. Aprender a manejar el estrés es una manera sencilla de que las mujeres puedan recuperar un poco el control–aun si sólo se trata de controlar la respiración–“.

¿Cuáles técnicas funcionan mejor? Una de las más básicas es respirar profundo, desde el abdomen, que calma la mente y el cuerpo. También se puede hacer una práctica básica de meditación–repetir la misma palabra o visualizarte en un lugar tranquilo, como por ejemplo una playa o un bosque. Estas técnicas, así como la oración, algunos tipos de yoga, y meditación de atención plena–que es poner atención a cada actividad que realizas, en vez de estar pensando en la próxima actividad, preocupaciones u otras cosas lejanas del presente–te pueden relajar.

Otra opción es encontrar un grupo de apoyo para mujeres infértiles. En un estudio publicado en Fertility and Sterility, las mujeres infértiles que participaban en un grupo de apoyo o programa de terapia que consistía en técnicas de relajación tenían más del doble de probabilidades de concebir que las mujeres que no formaban parte de un grupo.

Foto: Thinkstock/iStockphoto

 
 
 
 
 

Comentarios