¿Eres una mujer embarazada? ¡Cuidado! No debes ingerir estos 5 medicamentos

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 

El embarazo es una de las facetas más fascinantes de una mujer. Quien decide procrear  afirma que es un proceso de nueve meses fantástico, lleno de ilusiones y aprendizaje. Si eres madre podrás decir en carne propia que el nacimiento de tu hijo es una cita a ciegas perfecta porque realmente conoces el amor real.

Quedar embarazada conlleva nueve meses de planificación y control médico. El primer trimestre de gestación es crucial para la salud del bebé porque es cuando ocurre la división e implantación del óvulo fecundado y la formación de las primeras estructuras y órganos vitales del feto, por lo que si no se tienen los cuidados necesarios se podría producir un aborto espontáneo. En el caso de la madre experimenta cambios interesantes como ausencia de la menstruación, cansancio, somnolencia, mareos, náuseas y calambres abdominales. Pero también las emociones se alteran porque pueden estar más irritables, desarrollar depresión, alteraciones de humor, tendencia al llanto, entre otros.

Pregnant woman taking pills to combat ache

Ahora bien, si eres una mujer embarazada, estás intentando serlo o planeas en un momento ser madre, tienes que estar enterada de que algunos medicamentos no son los más óptimos durante el embarazo. Éstos deben estar siempre prescritos por el médico, tomarlos de acuerdo con sus indicaciones  y requieres ser muy prudente con la cantidad de su dosis, de lo contrario podrían pasan la placenta, llegar al bebé y ocasionar defectos congénitos.

De acuerdo con una publicación del portal Infobae, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) determinó que existen medicamentos que no representan ningún riesgo para las mujeres embarazadas entre los que se encuentran ácido fólico, vitamina B6, ascórbico, hierro, calcio, potasio y levotiroxina en dosis recetadas. Sin embargo, hay otros que SÍ no pueden tomarse.

1.Antiinflamatorios no esteroideos (AINES): Específicamente el ibuprofeno, el naproxeno y la aspirina no se recomiendan durante el tercer trimestre de embarazo afirman los especialistas de webconsultas porque la ingesta de ellos altera el flujo sanguíneo del bebé. Además la aspirina aumenta las probabilidades de hemorragias durante el proceso de gestación y en el parto.

2.Antidepresivos: Justamente uno de ellos es el Prozac o Seropram porque aumenta el 87% el riesgo de que el niño desarrolle autismo, así lo determinó una investigación efectuada por Journal of the American Medical Association dada a conocer en el 2015.

Otra investigación realizada en el 2012 por la Universidad de Tufts y destacada en uno de los artículos de La Gran Época detectó que antidepresivos como el Prozac, Celexa y Zoloft, de moda desde 1987, causan daños en la madre y el bebé porque existe un aumento de riesgos de parto prematuro y bebés de bajo peso al nacer.

Beautiful pregnant young woman is touching her bare tummy while a handsome doctor is making notes. Both are looking at camera and smiling

3. Antidiabéticos: Si se toman antes de quedar embarazada, toda mujer deberá cambiar su tratamiento a insulina porque pueden provocar hipoglucemias, lo que puede originar alternaciones en el sistema nervioso del pequeño.

4. Anticonceptivos orales: Aumentan el riesgo de desarollar síndrome de Down en los niños así como alteraciones genitales, mientras que en la madre incrementan el riesgo de cáncer vaginal. Por eso, si aunque estés tomando anticonceptivos orales y accidentalmente quedas embarazadas debes interrumpir inmediatamente su ingesta y acudir al médico.

5. Categoría X: Denominados así por la FDA porque se ha demostrado que causan defectos congénitos y nunca deben ser tomados durante el embarazo. En estos se incluyen medicamento para tratar patologías de la piel, Isotretinoína Accutane, Misoprostol, Talidomida, Raloxifeno, Simvastatina, Nandrolona, etc

Eso sí, toma en cuenta que la información proporcionada en esta nota informativa tiene propósitos educativos y de precausión. No sustituye, en ningún caso, a un diagnóstico o receta médico de un especialista. Antes de automedicarte, visita a tu doctor de confianza. 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios