skin
skin
Ad skin
   Bienvenido a nuestro sitio.  
 
 
 

Embarazada e insegura

 
Si estás embarazada es posible que sufras de algún tipo de inseguridad: tal vez no te sientas atractiva, estés extremadamente sensible o dudes de si tu pareja te quiere. Es importante que entiendas de dónde vienen dichas inseguridades y lo que puedes hacer para manejarlas.
 
Embarazada e insegura El embarazo es sin duda alguna uno de los momentos más especiales y bellos en la vida de una mujer. La sensación de llevar vida en su interior, la ilusión de pronto tener su bebito entre los
              
 

El embarazo es sin duda alguna uno de los momentos más especiales y bellos en la vida de una mujer. La sensación de llevar vida en su interior, la ilusión de pronto tener su bebito entre los brazos y la emoción que produce la idea de ser mamá llenan a la mujer de una energía especial. Sin embargo en la medida en que el embarazo progresa hay muchas inseguridades que comienzan a surgir. ¿Estoy gorda? ¿Estoy fea? Mi pareja ya no me quiere. ¿Qué tanto de dichas inseguridades es real y qué tanto es producto de ti misma?

 

Cambios hormonales

Los cuatro tipos de hormonas presentes durante el embarazo: la gonadotropina coriónica humana, el lactógeno placentario, la progesterona y los estrógenos son los encargados de mantener y desarrollar la gestación hasta el momento en el que el bebé nazca. Estas mismas hormonas generan una gran cantidad de cambios en tu cuerpo y en tu estado de ánimo. Es natural que durante el embarazo te sientas más sensible, por lo que un comentario de tu pareja o un cambio en su tono de voz pueda sonarte a que ya no te quiere igual. De la misma forma puede que te conviertas en tu peor crítico y comiences a encontrarte defectos que antes no existían.

Cambios físicos

El embarazo también implica una serie de cambios físicos a los que deberás ajustarte, pero que no siempre son fáciles. Tus pechos aumentan de tamaño, tu cadera se ancha, tus pies se hinchan, puede que te salga acné, sientes que te falta energía y se te dificulta respirar y, claro, tu estómago crece. Es natural que todos estos cambios te hagan sentir insegura y poco atractiva, sobretodo si eres una persona que se preocupa mucho por la apariencia física. Los estándares de belleza impuestas por los medios de comunicación y la increíble rapidez con la que las famosas regresan a sus figuras esculturales después de dar a luz se convierten en realidades casi imposibles de alcanzar.

Cambios en tu relación

Sobretodo si se trata de tu primer bebé es muy posible que los cambios que implica tu embarazo lleguen a ser un poco difíciles: especialmente durante el primer trimestre sentirás molestias que afectarán tu estado de ánimo y te indispondrán físicamente, lo cual puede afectar tu vida sexual. Tus cambios de humor pueden perjudicar la dinámica de la relación. Tu dieta, horarios de dormir, capacidad de realizar esfuerzos físicos y tu nivel de energía entre otros, variarán, y puede que tu pareja se sienta desubicada, desplazada o incompetente.

Cualquiera que sean los motivos que te están haciendo sentir insegura, distante de tu pareja o poco atractiva es importante que hables al respecto. Pregúntale a tu pareja si tus miedos tienen algún tipo de fundamento, compartan libros sobre el proceso del embarazo, los cambios que implican para ti y para él y los nuevos roles que cada uno asumirá cuando nazca el bebé. No dejes de ponerte linda, cómprate ropa que te guste, aplícate un labial que te haga ver linda, usa un agradable perfume y esfuérzate por realizar ejercicio lo cual no sólo será beneficioso para ti, sino también para tu bebé. Recuerda que eres portadora de vida, una labor que no solo es hermosa… pero que maravillosamente solo dura nueve meses.

Foto: Wavebreak Media

 
 
 
 
 

Comentarios