skin
skin Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Fases del parto

 
¿Qué ocurre durante el parto? Te explicamos las tres fases.
 
Fases del parto ¿Te preocupa el parto? Si te informas bien sobre el proceso, estarás más tranquila en la sala de parto. Un parto vaginal normal se desarrolla en tres fases: dilatación, expulsión y
              
 

¿Te preocupa el parto? Si te informas bien sobre el proceso, estarás más tranquila en la sala de parto. Un parto vaginal normal se desarrolla en tres fases: dilatación, expulsión y alumbramiento. Cada parto es diferente por el número de horas que puede durar la primera fase y por la intensidad o duración de las contracciones. Lo primero es acudir al hospital en cuanto las señales de parto te lo indiquen, si has roto fuente, si las contracciones son regulares y empiezan a ser dolorosas y si las tienes cada cinco minutos.

Dilatación: 
Ésta se produce a través de las contracciones. El útero se contrae y el cérvix se borra. Se abre un orificio de salida para el bebé en el cuello del útero. Se dilatará hasta llegar a los 10 centímetros. Es imposible predecir el tiempo en que se conseguirá la dilatación suficiente. Esta fase es la más larga.

Expulsión: Cuando el útero ya haya dilatado lo suficiente para que la cabeza del bebé pueda pasar, termina la fase de dilatación y empieza la expulsión. Sentirás unas ganas incontrolables de pujar. Suele durar entre 30 y 60 minutos. Pero como se dijo anteriormente, no hay dos embarazos iguales ni dos partos iguales, ni siquiera de la misma mujer. Tu cuerpo se relajará y después saldrán los hombros y el resto del cuerpo del bebé.

Alumbramiento: 
Aunque pienses que ya ha acabado todo el parto, todavía queda una parte no tan emocionante pero igual de importante: la del alumbramiento. Una vez  que el bebé esté fuera del todo y hayas descansado unos minutos, hay que expulsar la placenta junto con las membranas de la bolsa amniótica. Esto suele tomar de cinco minutos a media hora, según las posibles complicaciones.
 Seguirás teniendo contracciones que te ayudarán a expulsar la placenta, aunque serán tan débiles que puede que ni te des cuenta. La matrona inspeccionará la placenta —al igual que el historial de tu embarazo— para establecer si está completa, su tamaño y calidad. Luego te hará saber todos los detalles. Aquí ya ha terminado el trabajo.

Foto: Thinkstock/iStockphoto

 
 
 
 

Comentarios