¡Cosas que las mujeres embarazadas hacen en secreto!

 
bytes
 
 
         
 
 
image for ¡Cosas que las mujeres embarazadas hacen en secreto!

Integrar el club de mujeres embarazadas es una maravilla pues sabes que en escasos nueve meses tendrás entre tus brazos a un hijo (a) que cambiará tu vida para siempre. Y es que desde que inician los primeros síntomas de embarazo las complicaciones para arreglártelas son pan de cada día. El embarazo trae consigo situaciones atípicas que te pondrán a prueba no solo porque debes cuidar la salud  de tu bebé sino también la tuya. Llevar una alimentación saludable, hacer ejercicio y hasta no descuidar tu apariencia física harán que ese proceso de gestación sea más llevadero y te sientas más a gusto.

En ese proceso hay momentos en los que dejas la vergüenza a un lado y comienzas a hacer cosas que antes tal vez te habrían dado más reparo. Si has estado o estás embarazada, de seguro te identificas con estos “inofensivos” hábitos que haces en secreto, pero tranquila que no eres la primera.

1. La depilación es cosa del pasado: A menos que ya sean los días previos a la fecha del parto, las futuras madres suelen “olvidarse” de la máquina depiladora. Y es que llega el punto que el hecho de agacharse, hasta para ponerse los zapatos, es todo un reto. Por más incómodo que sea deberás dejar que los vellos crezcan.

2. Levantarte por las noches a comer: ¡Ni modo! Tu bebé lo necesita y tu cuerpo lo pide. Para no dejar rastros eres capaz de hacerlo en secreto, con discreción… El hambre ataca y debes cumplir con los deseos de tu pequeño. Para ti vale mucho el dicho: “ahora tengo que comer por dos”, pero también ten cuidado porque podría aparecer la diabetes gestacional o subirte la presión arterial por el aumento de peso.

3. Tu excusa son las hormonas: Siempre que amaneces con mal carácter o hasta sentimental aseguras que las hormonas cambian cuando te preparas para ser madre. ¿Será cierto?

4. Amas andar con el pantalón desabrochado: Cuando tratas de pasar de unos cómodos leggins premamá a unos jeans con botón, llegas a la conclusión de que la opción de no abrocharlo no es tan descabellada.

5. Llevarte las manos a tu barriga: Sucede cuando subes al metro o autobús. Y es que caballeros ya no existen, tienen hasta el descaro de hacerse los dormidos para no ceder su espacio en el transporte público. Es más, una mujer te cede más rápido su sitio que uno de ellos. ¡Verídico!

 6. Usar YouTube sin parar: Tu temor es tal que pasas gran parte de la semana buscando videos que ilustren las mejores técnicas para dar a luz, los ejercicios que debes seguir para propiciar un parto menos doloroso y hasta cómo son estos. No dejas de sentir miedo, terror y hasta pánico.

7. Mirarte al espejo y creer que estás muy linda: Por supuesto que lo estás. Las mujeres embarazadas son hermosas y sus parejas creen lo mismo. No sientas que el aumento de peso, las estrías y demás te hacen una mamá poco atractiva. Al contrario, para tu novio o esposo están sexy y así tienes que sentirte tú también.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios