Cómo tener un parto más fácil

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo tener un parto más fácil

Mantente en forma. Hacer ejercicio regularmente antes y durante el embarazo mejora la resistencia, que te será muy útil cuando tienes que empujar.

Toma una clase de preparación para el parto. Si te familiarizas con las etapas del parto y te preparas bien, no te sentirás tan nerviosa y tensa durante el proceso. Busca una clase pequeña, con menos de diez parejas, y con un instructor certificado.

Trata de distraerte. Para madres primerizas el parto dura un promedio de 12 a 14 horas. Durante esa primera etapa, trata de mantener la calma y hacer una actividad placentera que te relaje, como salir a caminar, cocinar o tejer.

No te acuestes. Es importante mantenerte de pie o al menos sentada lo más posible para que la gravedad ayude al bebé a bajarse y el cuello uterino a dilatarse.

Come algo ligero. Durante la primera etapa del parto debes comer algo para tener energía para más adelante. Asegúrate de que no sea pesado, alto en grasa o difícil de digerir, ya que, de lo contrario, podría provocar vómitos. También es importante beber muchos líquidos transparentes, dado que los estudios han hallado que mantenerte hidratada puede acortar el tiempo de parto.

Métete a la bañera. Muchos hospitales tienen grandes bañeras de hidromasaje. El agua cálida y los chorros de agua te relajarán y aliviarán el dolor.

Respira. La respiración rítmica facilitará la concentración durante las contracciones y te ayudará a mantener la calma. También puedes probar otras estrategias que usas en tu vida diaria para manejar el estrés, como imaginarte en un lugar tranquilo o escuchar música relajante.

Foto: Fuse

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios