skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

6 síntomas que no debes ignorar en el embarazo

 
Síntomas que podrían ser señal de problemas durante el embarazo.
 
6 síntomas que no debes ignorar en el embarazo Estar embarazada puede ser difícil, mental y físicamente. Tu cuerpo está cambiando de mil maneras y cada pequeña punzada puede inquietarte y hacerte creer que algo no anda bien. Pero no te
              
 

Estar embarazada puede ser difícil, mental y físicamente. Tu cuerpo está cambiando de mil maneras y cada pequeña punzada puede inquietarte y hacerte creer que algo no anda bien. Pero no te preocupes, la mayoría de los embarazos son sanos y sin complicaciones. Aún así, a veces surgen problemas. Si tienes algunos de los síntomas a continuación, llama a tu médico de inmediato.

  1. Vómitos excesivos. La mayoría de los casos de náuseas matutinas no son graves, pero si estás tan enferma que no puedes beber líquido sin vomitarlo o no estás orinando, debes avisarle a tu médico. Puede ser síntoma de hiperémesis gravídica, un tipo de náuseas matutinas severo que puede durar todo el embarazo. También debes llamarlo si no has podido comer sin vomitar por dos días en seguido, si tienes intoxicación por alimentos, o si además tienes fiebre.
  2. Dolor intenso en el abdomen. Si tienes menos de 12 semanas de embarazo, sientes calambres fuertes en un lado del estómago y si aún no has tenido una ecografía, tu médico querrá descartar la posibilidad de un embarazo ectópico (la implantación del óvulo fertilizado en la trompa de Falopio en vez del útero). Si tienes más de 12 semanas, llámalo si el dolor es intenso o frecuente, ya que podría ser cualquier cosa, de contracciones a apendicitis.
  3. Mucho flujo acuoso o contracciones. Si estás en la última etapa del embarazo, es posible que has rotos aguas. Pero si de repente sientes una expulsión de líquido acuoso antes de las 27 semanas, llama a tu médico pronto. Puede indicar que tu saco amniótico ha roto y que vas a tener un parto prematuro. Aún así, no asumas lo peor. “Muchas mujeres creen que han roto aguas temprano, cuando en realidad el bebé ha pateado su vejiga tan duro que han orinado”, dice el doctor Bruce Flamm, M.D., obstetra-ginecólogo en Riverside, California. Las contracciones son otra señal potencial de un parto prematuro. Así que si de repente si las sientes y tienes entre 24 y 36 semanas de embarazo, llama al médico. Podrían ser contracciones de Braxton Hicks que no causan complicaciones, pero debes hablar con tu médico para estar segura.
  4. Hemorragia. Si en cualquier momento tienes sangrado vaginal, debes consultar con tu médico. “En el segundo o tercer trimestre, podría significar que tienes un desgarro en la placenta u otro problema que se puede diagnosticar con una ecografía”, dice el doctor Flamm. “Pero no te asustes, la mayoría de las hemorragias durante el embarazo no resultan en problemas a largo plazo”. Si estás en las primeras 12 semanas, acuérdate que muchas mujeres tienen pérdidas durante el primer trimestre, así que lo más probable es que no sea un aborto.
  5. Dolor de cabeza severo o hinchazón por todo el cuerpo. Si tienes un dolor de cabeza intenso durante el primer trimestre o regularmente sufres de migrañas, lo más probable es que no sea nada grave. Tampoco debes preocuparte si tus tobillos se hinchan durante el transcurso del embarazo. Pero si de repente te da un dolor de cabeza severo durante el segundo o tercer trimestre, o si tienes hinchanzón en las manos y cara que no se alivia, es posible que sea preeclampsia (hipertensión producida por el embarazo) y necesitas ver al médico de inmediato. Otro síntoma posible de preeclampsia que requiere una llamada al médico: de repente tu visión se vuelve borrosa.
  6. Falta de movimiento fetal. Si no has sentido patadas por una hora, no tienes que llamar al médico de inmediato. Bebe un vaso de jugo de fruta (el azúcar en el jugo incrementará el nivel de azúcar en la sangre del bebé y hará que se mueva), luego acuéstate en tu lado izquierdo en una habitación sin ruido por media hora. “Si no cuentas tres a cuatro movimientos dentro de ese lapso de tiempo, llama al médico”, dice la doctora Isabel Blumberg, M.D., obstetra-ginecóloga en Nueva York. “Usualmente no es nada, pero tu médico probablemente querrá hacer una prueba de esfuerzo o ecografía para asegurarse de que no haya ningún problema”.

Foto: Thinkstock/iStockphoto

 

 

 
 
 
 
 

Comentarios