8 nombres para bebés que evitarás poner a tus hijos

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 8 nombres para bebés que evitarás poner a tus hijos
  1. Próculo.

    En nuestra opinión, es el number one de las malas elecciones a la hora de decidir el nombre de tu bebé. Y se pone peor si piensas en posibles diminutivos.
    Significa “el nacido mientras el padre está lejos” y es de origen latino.  Para los curiosos, San Próculo fue un obispo de Verona del siglo IV.

  2. Pascasio.

    Puede que San Pascasio fuera uno de los santos más importantes del siglo V, pero te recomendamos que no llames así a tu pequeño. Derivado del hebreo, equivale a  “de pascua”.

  3. Brígida – Brígido

    Aunque no te lo imagines, ambos nombres entrañan un significado hermoso: “la excelsa, la victoriosa” y “aquel que es poderoso.”  San Brígido se celebra el 23 de julio.

  4. Pánfila – Pánfilo

    El nombre, de origen griego, quiere decir “compañero, solidario”. No obstante, la Real Academia de la Lengua Española (RAE) recoge el siguiente significado, no tan amable:”cándido, bobalicón, tardo en el obrar”. Seguro que te hará pensártelo dos veces antes de llamar así a tu pequeño.
    San Pánfilo de Cesarea es conocido por su famosa biblioteca, dedicándose principalmente a producir copias fieles de las Sagradas Escrituras. ¿A quién se le ocurre llamar Pánfilo o Pánfila a sus hijos en este siglo?

  5. Cutberto

    Desde luego el significado de Cutberto, ‘aquel que brilla por su fama’, le viene perfecto: pueden estar seguros de que si llaman así a su hijo, obtendrá notoriedad allá a donde vaya. Por su parte, Cuthbert de Lindisfarne es uno de los santos más importantes de la Inglaterra medieval y santo patrón de Northumbria.

  6. Cirilo

    Cirilo, de origen griego, significa “el gran rey” o “el gran señor”.  Aunque parezca mentira, es un nombre común en varios países de Latinoamérica. Cirilo de Jerusalén fue un obispo griego miembro de la patrística.

  7. Abundia

    Podrán pensar lo que quieran, pero Abundia suena a nombre de abuelita. Proveniente del latín “abundium”, significa “aquella rica en virtudes”. Si eres supersticioso, conocerás la “Oración a Abundia”, el ángel de la abundancia.

  8. Tarcisio

    Aunque San Tarsicio sea el patrón de los monaguillos y de los niños de adoración nocturna, no llames así a tu bebé.  Significa “aquel de gran valor” y proviene del latin. También se le conoce como el Mártir de la Eucaristía.

Foto: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios