6 mentiras que debes saber sobre el cuidado de un bebé recién nacido

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 6 mentiras que debes saber sobre el cuidado de un bebé recién nacido

El nacimiento de un bebé es sinónimo de felicidad pero también de establecer cuidados especiales en su alimentación y cuidado. Para hacerlo de forma correcta no te dejes llevar por falsos mitos.

1. Esteriliza para evitar enfermedades

La pediatra Elena Alcover en un documento de la Asociación Española de Pediatría y divulgado por la sección Bebé de Eroski Consumer afirma que la esterilización de biberones, tetinas y chupetas no es tan necesaria. La especialista recomienda hervir una vez estos artículos antes de su primer uso.

Luego de utilizados es suficiente con lavarlos con el jabón habitual. Eso sí, la persona que prepare la leche debe lavarse las manos antes de manipularlo.

2. “Mal de ojo”

El doctor Enrique Mendonza hace referencia a una mentira muy tradicional. Una madre le coloca un cordón rojo alrededor de la mano de su pequeñito para evitar el mal de ojo, que significa que alguna persona lo vio y le deja un hechizo que podría atentar contra la salud de tu bebé. Según el médico no hay relación científica de protección de este tipo de amuletos.

3. Abriga a tu bebé

“Mi bebé y yo siempre andamos abrigados, al menos estos primeros 40 días”, afirma Daniela madre de Santiago quien tiene dos semanas de nacido. ¡Error! Está bien, a los bebés les cuesta regular su temperatura corporal luego de nacer pero también es conveniente evitar la pérdida de calor. Comprueba si tu hijo tiene frío al tantear su temperatura en su cuello. Si tu niño está muy abrigado notarás como suda en esta zona de su cuerpo.

Mantenga su temperatura entre los 20 ºC y 22 ºC durante el día y en la noche evite que la habitación de tu hijo esté fría o muy caliente, recomienda la Asociación Española de Pediatría. Si tu bebé está muy abrigado podría sufrir de muerte súbita.


4. No lo tomes en brazos

Los especialistas indican que no es ningún riesgo hacerlo y más bien permite que el recién nacido regule su temperatura y estabilice el ritmo cardiaco.

5. Si llora es por hambre

Acá en Ser Padres ya hablamos de las 7 razones por las que llora tu bebé entre ellas están: por hambre, necesita un cambio de pañal, tiene cólico… El llanto de tu bebé es una forma de expresar sus necesidades y emociones. Con el tiempo aprenderás a que si llora no es solo por hambre sino que necesita ser atendido de diferente manera.

6. Sigue el manual de instrucciones

Tu mamá o amiga te dirá: “los bebés comen cada 3 horas”… ¿quién te confirma eso? Aprende a conocer las necesidades de tu pequeñito porque todos son diferentes. Observa que él o ella no es una maquinita que puedes programar. Estar con tu bebé día y noche te dará una idea de cuáles son sus necesidades reales.

Si todavía eres una mujer embarazada y aún no dedices cómo llamarás a tu bebé visita nuestra sección: Nombres para bebés.

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios