5 hábitos que debes eliminar cuando tu bebé necesita dormir

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 5 hábitos que debes eliminar cuando tu bebé necesita dormir

“Las madres se sienten muy mal por dejar a su bebé llorar. “Muchos dicen:” Yo no voy a ser como mi madre que pone a mi bebé en la cuna, cierra la puerta, e ignora sus lamentos””, dice Heather Wittenberg, doctora en psicología.

Aprende técnicas suaves pero, eficaces para salir de éste y otros inconvenientes a la hora de llevar a tu bebé a dormir.

1. Alimentación y balanceo

Desde recién nacido nuestro bebé necesita comer cada dos o tres horas. Luego se duerme.

“Durante los primeros meses, los bebés no tienen ninguna estrategia para calmarse. Pero, alrededor de 4 meses maduran neurológicamente y hay que empezar a desarrollar rutinas de sueño”, dice la doctora Wittenberg. En este punto, la alimentación o balanceo puede convertirse en un problema si se trata de la única manera que puede conseguir a su niño a conciliar el sueño.

Crea una rutina que ayude a su bebé a asociar nuevas actividades con el sueño: darle un baño, colocarle su pijama, leer una historia, y entonces apagar las luces.

“Si sucede lo mismo todas las noches, su bebé comenzará a entender que el sueño está pronto por venir”, dice el Dr. Mindell.

2. Llorar en su beneficio

Durante los primeros seis meses ellos saben que estás allí – pero lo ideal es darle unos minutos para ver si se calma porque los bebés cuando crecen descubren que pueden usar sus lágrimas en su beneficio.

Otra recomendación es identificar por qué llora. ¿Tiene hambre?, ¿sed ?, ¿está enfermo? Si está llorando porque lo has dejado intente la estrategia recomendada por Elizabeth Lombardo, psicóloga en Lake Forest, Illinois.

“Al salir de su cuarto, pon un temporizador durante cinco minutos. Si tu bebé sigue llorando después de cinco minutos, regresa y dile que todo está bien, y pon de nuevo el temporizador. Vuelve cada cinco minutos hasta que esté dormido. La noche siguiente, ajuste el temporizador con intervalos de diez minutos. Etcétera. En la segunda o tercera noche, su bebé debe conciliar el sueño con más facilidad. El llanto es parte de cómo los bebés aprenden a calmarse a sí mismos, y eso no quiere decir que lo estás descuidando,” dice la doctora Lombardo.

3. No le ofrezcas comida por las noches

“Dar de comer por las noches se convierte en un círculo vicioso porque tu bebé tiene tantas calorías por la noche que no come mucho durante el día, por lo que tiene hambre de nuevo en la noche,” dice el Dr. Mindell. La corrección es cerrar la “cocina” después de la comida de acostarse para motivar a su bebé a comer más durante el día.

4. Dormir la siesta en el camino

Dejar que tu bebé se duerma en el cochecito puede hacer que sea más fácil para abordar los mandados, pero si están muy pequeños acostumbran a dormitar en movimiento y puede resultar difícil a la hora de ir a su cuna, dice el Dr. Mindell.

Eso puede crear un problema de sueño para mamá, papá y el niño. Además, el ruido del zzz sobre la marcha significa que la siesta no será consistente.

“Los padres tienden a pensar que sólo dejarán el sueño del bebé cuando quiere, pero es importante que él entienda que:  ‘este es mi tiempo de descanso y este es mi tiempo de atención’ “, explica el Dr. Lombardo.

5. No dejes que tu bebé se quede hasta tarde

Se podría pensar que mantener despierto a tu bebé hasta que sus párpados están caídos le haría dormir más tiempo y más profundamente, pero esto podría ser contraproducente.

“Cuando los bebés no se duermen temprano, luego tardan más en dormirse y se despiertan más a menudo. Aunque su recién nacido pueda ir a la cama más tarde porque sus patrones de sueño son desordenados, a los 3 o 4 meses de edad o menos, está listo ir a la cama a las 7 p.m.”, finalizó el Dr. Mindell.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios