Feng Shui para la habitación de tu bebé

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for <i>Feng Shui</i> para la habitación de tu bebé

 

1- Escoge una buena ubicación

La habitación del bebé no debería estar encima de un garaje o de un espacio vacío o al lado de algún lugar dónde haya mucho ruido.

2- Elige colores suaves

Los niños se benefician de colores brillantes en espacios dedicados al juego, pero si estos mismos colores se usan en su cuarto, los pequeños pueden sentirse sobre-estimulados lo que puede interferir con su reposo. El sueño profundo es vital para un desarrollo saludable. Selecciona colores que llamen a la calma: blanco y beige, amarillo, rosado, azul pálido, verde claro.

3- Mantén la luz balanceada

Trata de tener varias fuentes de luz: ventanas y lámparas. En general, la luz no debe ser ni muy brillante ni muy oscura. Instala cortinas o persianas que permitan que la luz pueda ser controlada. El exceso de luz puede ocasionar que el bebé no descanse y si es muy oscura, puede ocasionar que desarrolle problemas respiratorios .

4. Evita el exceso de productos eléctricos

iPads, televisores, móviles eléctricos, deben estar lejos de la camita, pues éstos interfieren con el flujo de energía.

5. Ubica adecuadamente la cuna

Mantén la cama del bebé lejos de la puerta o alineada con ella ni en la mitad de la habitación. La cuna debe estar contra la pared, sin que la cabecera esté contra la ventana. El bebé necesita un soporte sólido.

6- Aire puro y relajante

Trata de permitir que el aire circule, de cuando en cuando. Abre las ventanas y haz uso de aceites esenciales y relajantes como manzanilla, lavanda, vainilla o pétalos de rosa.

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios