7 señales que nos dicen que ya no es necesario el biberón

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 7 señales que nos dicen que ya no es necesario el biberón

El biberón se convierte en algo necesario cuando las madres no pueden dar el pecho a sus bebés. Los niños rápidamente se acostumbran a succionar la tetilla de goma ya que es muy similar a la forma del pecho femenino.

No obstante, es un objeto que se debe limpiar en numerosas ocasiones para prevenir la formación de bacterias que pudieran acumularse entre los poros de la goma y resultar dañinas para los bebés.
A veces, la comodidad de dar un biberón a los niños se extiende a una edad que no es la más apropiada y hemos llegado a ver casos donde jovencitos de 8 años todavía siguen tomando leche en biberón.

Esta costumbre podría tener graves problemas para el desarrollo bucal del niño y también para su salud.

Aquí te mostramos a qué edad sería recomendable que dejasen el biberón atrás:
• Tanto la salud dental como la higiene son cosas claves cuando se le da biberón a un hijo. Por eso los expertos y doctores recomiendan cambiar el biberón lo antes posible por un vaso con tapa, “sippy cup”.

• Los niños después de los 8 – 9 meses ya aguantan la botella con sus manos y saben ponerla hacia un lado cuando han terminado y quieren un descanso. El ser humano es muy inteligente y aprende rápidamente a alimentarse, algunos bebés aguantan el biberón desde los primeros meses de vida. Pero el bibí es una herramienta que se debería quedar en esa etapa donde el niño no es capaz de sentarse y tomar de pie en un vaso.
• Tan pronto como el niño comienza a echar sus dientecitos, hay que protegérselos y cuidarlos. Los biberones pueden ser muy dañinos para la salud oral.
• Se puede comenzar con darle agua en el vasito y jugo. Después se le puede ir introduciendo la leche.
• Muchas compañías producen vasitos a prueba derrames y que son cómodos para las pequeñas manitas del bebé con agarre suave.
• Es importante cambiar el biberón lo antes posible ya que una vez los dientes están afuera, la tetilla puede causar desviaciones orales, y transmitir hongos o bacterias a las encías.
Un niño de 1 año o mayor ya debe estar tomando leche en vaso y no en botella.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios