skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Cuida tu cuerpo, cuida a tu bebé: vitaminas prenatales

 
La importancia de los suplementos vitamínicos durante el embarazo.
 
Cuida tu cuerpo, cuida a tu bebé: vitaminas prenatales   Suplementos Dependiendo de las recomendaciones de tu doctor y la capacidad que tenga tu propio cuerpo de absorber y retener las vitaminas necesarias para el correcto desarrollo de tu
              
 

 

Suplementos

  • Dependiendo de las recomendaciones de tu doctor y la capacidad que tenga tu propio cuerpo de absorber y retener las vitaminas necesarias para el correcto desarrollo de tu bebé.
  • Si estás considerando quedar embarazada es importante que consumas una dosis adecuada de ácido fólico para que prevengas defectos de nacimiento. Incluso aquellas mujeres que toman anticonceptivos deberían considerar tomar  suplementos en caso de que queden embarazadas.
  • Si estás embarazada es recomendable que consumas vitaminas prenatales que contengan los nutrientes necesarios para el desarrollo apropiado de tu bebé.

Dentro de los nutrientes más importantes que debes considerar consumir antes y durante la etapa de gestación se encuentran:

Ácido fólico

  • Ayuda a prevenir los defectos de nacimiento.
  • La mayoría de las vitaminas prenatales tienen entre 600 y 1.000 microgramos de ácido fólico.

Hierro

  • Éste ayuda al desarrollo apropiado de los músculos de la madre y el hijo.
  • El consumo de hierro ayuda a superar la anemia que puede afectar la salud de la mamá y el bebé.
  • El consumo de hierro puede evitar el peso bajo en los recién nacidos.

Calcio

  • El calcio ayuda a mantener saludables los sistemas nerviosos, muscular y circulatorio.
  • Si una mujer embarazada no recibe suficiente calcio de su dieta, su cuerpo comenzará a tomarla de ella misma para suplir las necesidades del bebé.

Siempre es recomendable que consultes a tu médico sobre tus necesidades particulares, pero ten en cuenta que lo que consumas o dejes de consumir estará no sólo afectando tu estado de salud personal, sino también el de tu futuro hijo.

Foto: Thinkstock

Páginas: [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 

Comentarios