skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Los niños y sus costosos deseos de Navidad

 
Solo porque tu pequeño te pida un regalo de Navidad costoso no significa que debes concedérselo, aprende a hacerlo feliz sin arruinarte.
 
Los niños y sus costosos deseos de Navidad Ah, la bella Navidad. Esta época del año, que se llena de luces, chocolate caliente, árboles, decoraciones, canciones navideñas y regalos, es la mayor ilusión para la generalidad de los niños
              
 

Ah, la bella Navidad. Esta época del año, que se llena de luces, chocolate caliente, árboles, decoraciones, canciones navideñas y regalos, es la mayor ilusión para la generalidad de los niños (por lo menos en Estados Unidos). ¿Qué hacer cuando las cartas al niño Dios, los reyes magos o Santa Claus están encabezados por costosos regalos que tú ni imaginabas tener a la edad de tus hijos?

Averigua sus razones

Tu pequeño llega sonriendo diciendo que lo que más desea esta navidad es un iPod touch. Antes de desesperarte pensando que el presupuesto no te da, pregúntale por qué lo quiere. Puede que lo quiera porque otros lo tienen, o porque quiere jugar un videojuego (que puedes instalar en tu computadora por una fracción del precio), o porque quiere escuchar música (función que cumple perfectamente un iPod nano que es también mucho más económico), etc. Averigua sus razones y decide si realmente son válidas.

Compra de segunda

Las probabilidades de que tu hijo pierda, raye, dañe o estropee de alguna manera su juguete costoso son bastante altas (se trata de un infante a fin de cuentas), así que puedes ahorrarte unos dólares y bastantes dolores de cabeza, comprándole lo que quiere, pero de segunda mano.

Un regalo familiar

En vez de pensar en los costosos regalos de tus hijos de forma individual, piensa que puedes comprar uno que sea divertido para todos. Por ejemplo, en vez de darle a cada uno de tus tres hijos un Coby, puedes comprar una consola de videojuegos que pueda usar toda la familia como un Xbox que tiene infinidad de juegos, simuladores de deportes y hasta rutinas de baile y ejercicios.

Foto: Stockbyte

 
 
 
 

Comentarios