Los casos más sonados de padres que se han enfrentado por sus hijos

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 

En algunos casos, el divorcio o separación es inevitable. Lo que es una opción es cómo las parejas enfrentan el proceso. Y justo así pasa en la vida de los famosos. Mientras algunos lo manejan civilizadamente (e incluso, llegan a ser amigos o tener una relación cordial luego de la tormenta), otros se aferran a los problemas dejando, por tristeza, a los pequeños en medio de una batalla interminable. ¡Te contamos los más sonados!

Sebastián Rulli y Cecilia Galliano

1

Tras concluir el matrimonio, los argentinos comenzaron pleitos legales más que todo por cuestiones de dinero -lo que más dio qué hablar fue la venta de una camioneta que adquirieron juntos- y por supuesto que en el torbellino entró Santiago, el único hijo de la pareja. Aunque en su momento ambos confesaron sentir rencor por el otro en los tres años que pasaron en corte, ahora Rulli y Galliano han superado sus diferencias por el bien del niño. “Yo estoy muy tranquila con ese asunto y Santi también, al verlo feliz, al ver que el papá y la mamá se hablan, al notarle la felicidad a él, ¿qué más puedo pedir?”, señaló la presentadora.

Paulina Rubio y Nicolás Vallejo

2

Luego de divorciarse en 2012, el español y la mexicana han pisado la corte más veces de lo que podríamos imaginar. Incluso ahora, en 2017, los exesposos siguen en discordia. Aparentemente, Paulina no ha querido devolverle el dinero que ambos hicieron juntos durante sus años de amores; no conforme con eso, incumple el acuerdo de dejarle ver a su hijo, Andrea. “Colate”, quién es más abierto con la prensa, declaró que ha gastado más de medio millón de dólares en abogados, y parece no tener fin. Curiosamente, la “Chica Dorada” fue por el mismo camino con su segundo esposo y padre de su niño menor, Eros. ¿Casualidad?

Julián Gil y Marjorie de Sousa

3

Lo que parecía un romance de cuento de hadas, terminó en una pesadilla para los actores. Si bien no se casaron, ambos decidieron romper el compromiso semanas después de que Matías naciera. Todo comenzó por el viaje que hizo Julián a China, con sus hijos mayores. Luego Gil declaró que su suegra le hacía la vida imposible. A eso se sumó la demanda por 12 mil dólares mensuales que la venezolana reclama y, por si fuera poco, la bomba estalló cuando el argentino violó el acuerdo que la pareja tenía con una conocida revista al mostrar la carita de su bebé en redes sociales. Como en todo, existen dos bandos y dos versiones –lo seguro es que el pleito Gil-de Sousa pica y se extiende.

Nora Salinas y Miguel Borbolla

Nora

De 2002 a 2004, la actriz estuvo casada con empresario Miguel Borbolla y fruto de eso nació José Miguel. Los años siguientes a la separación fueron sumamente amargos para la familia, al punto de quitarle la custodia completa a Salinas por ser “alcohólica y bipolar”. Aunque llegaron a un acuerdo (Nora aceptó tener a su hijo los fines de semana), ella calificó el sistema judicial en México de machista e injusto, pues tendrá que dar  30% de su sueldo por manutención. “Es sorprendente que un hombre esté pidiéndole dinero a una mujer para sus gastos. Aquí lo importante es que existe el machismo en México y que las mujeres que somos mamás tenemos que trabajar para mantener a nuestros ex maridos”, declaró en su momento.

Sergio Mayer Jr. y Natália Subtil

4

Una relación de amor y odio. Sergio convirtió a sus padres en abuelos jóvenes, y si bien ellos están enamorados de la pequeña Mila, el conflicto entre la modelo brasileña y su hijo se ha extendido hasta el punto de dejar de hablarse. Por un lado Subtil, 10 años mayor que Mayer Jr., declara que “está sola, sin dinero para la leche o los pañales y que su ex no se hace cargo para nada de la bebé”. Mientras que por otro, ambos han posado juntos para revistas, aclarando los chismes y compartiendo con Bárbara y Sergio. Los jóvenes no son pareja en este momento, sin embargo, lo que queda a flote es la inmadurez y el interés monetario y es en donde, tristemente, los abuelos han tenido que dar la cara.

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios