skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Fumar durante el embarazo: ¿qué tan malo es?

 
Un estudio australiano demostraría que las mujeres que dejan de consumir tabaco antes del cuarto mes de embarazo no estarían en riesgo de desarrollar enfermedades o afectar al embrión.
 
Fumar durante el embarazo: ¿qué tan malo es? Aunque el tabaco no fue establecido como uno de los principales contribuyentes de cáncer de pulmón y malformaciones en los fetos en desarrollo, entre muchos otros efectos dañinos, hasta la década
              
 

Aunque el tabaco no fue establecido como uno de los principales contribuyentes de cáncer de pulmón y malformaciones en los fetos en desarrollo, entre muchos otros efectos dañinos, hasta la década de los 70, actualmente casi cualquier mujer tiene claro que fumar durante su embarazo puede tener serias consecuencias negativas para la salud del bebé.

Las mujeres que fuman tienen tres veces más posibilidades de tener un parto prematuro y el doble de que el bebé nazca con un peso bajo. Sin embargo, de acuerdo con un estudio australiano, quienes abandonan el cigarrillo antes de alcanzar el cuarto mes de gestación no tendrían este problema.

El consumo de cigarrillo durante el embarazo también está asociado con el incremento en el riesgo de aborto espontáneo, embarazo ectópico y muerte fetal. Las madres fumadoras, por su parte, incrementan el riesgo de desarrollar infartos y presión sanguínea alta.

Hay infinidad de estudios que han investigado los efectos negativos del consumo del tabaco durante el embarazo, pero pocos han determinado el punto crítico en el que las mujeres deberían dejar de fumar para evitar dichos efectos. El estudio publicado por el British Medical Journal, se adelantó con 2.054 mamás primerizas  de Australia y Nueva Zelanda de las cuales 1.992 no eran fumadoras, 251 lo eran y 261 habían dejado el tabaco antes de la semana 15 de gestación.

Los investigadores de la Universidad de Auckland siguieron los embarazos de estas mujeres y llegaron a las siguientes conclusiones:

Una de cada 10 mujeres fumadoras dio a luz antes de la semana 37 (considerado un parto prematuro). Aquellas mujeres que abandonaron el cigarrillo antes del cuarto mes de embarazo estuvieron a la par con aquellas no fumadoras. En lo relevante al peso de los recién nacidos, este se elevó en un 17 por ciento para el grupo de no fumadoras y las que habían dejado el cigarrillo antes de la semana 15, frente a aquellas mujeres que continuaron fumando durante todo su embarazo,

Los resultados, según los autores del estudio, dan esperanza para aquellas mujeres embarazadas que, a pesar de haber sido fumadoras, abandonan el cigarrillo a tiempo.

Foto: Stockphoto

 
 
 
 

Comentarios