Famosas que han luchado por ser madres ¡y lo lograron!

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 

Mientras algunas se convierten en madres en plena juventud, existen otras famosas que han luchado mucho por tener en brazos a sus pequeñitos. Sin restarle mérito a las celebridades que han adoptado o que han sido padres en otras circunstancias, te presentamos seis mamás que insistieron e insistieron hasta lograr el tan esperado final feliz. ¡Conoce sus historias!

Mariah Carey

Mariah

La cantante de origen venezolano quiso concebir al pasar los 40 años, por lo que se sometió a diversos tratamientos de fertilidad en el California Reproductive Center, de Los Ángeles. Luego de una pérdida, decenas de intentos fallidos y problemas de salud, Carey logró embarazarse de gemelos. Sin embargo, comentó en su momento que la gestación fue tan o más dura que los mismos tratamientos: “Pasé por diabetes, preclamsia y tuve que recibir progesterona por 10 semanas (después de recibirla cada mes durante el proceso de fertilización) para minimizar las chances de aborto a 50%”. A pesar de todo, Mariah y el padre de sus pequeños, Nick Cannon, recibieron a Monroe y Moroccan sin ningún problema.

Alejandra Espinoza

Alejandra

En medio de lágrimas, la mexicana confesó en televisión que había perdido tres embarazos antes de tener a su hijo Matteo. Demostrando que es una guerrera, Ale explicó que fueron tristezas acumuladas y que evitaba hablarlo, ni siquiera con sus papás, quienes lo descubrieron meses después. “Con la primera pérdida no tuvimos chance de digerirlo o de pensarlo. Me pasa a mí, a las dos semanas a Aníbal le da parálisis en el rostro y entonces todo se acumuló. Con el tercero ya estaba feliz, estábamos contentos. Estaba segura dentro de mí que esta vez sí se iba a dar y lo perdí. Ahí me dolió más. Para mí fue muy feo, sentí mucho coraje. Tenía coraje con todo el mundo”, explicó a una revista. Aunque fue una de las pruebas más duras de su vida, entendió que las cosas llegan al tiempo perfecto.

Adamari López

Ada

La historia de Adamari es bastante conocida, tocando miles de corazones a lo largo de su fanaticada. Tras luchar contra el cáncer de seno, un divorcio escandaloso (con el cantante Luis Fonsi), embarazos ectópicos y la pérdida de sus padres, Ada finalmente pudo tener a su niña en brazos en 2015, a quién llama “su milagro de Dios”. Si bien la actriz había estado en tratamientos de fertilidad y de acupuntura, ella afirma que fue cuestión del cielo. “La ciencia hizo su parte pero Dios hizo la otra. Fue una mezcla de emoción, pero también controlada porque ya me había pasado otras veces. Y era una emoción de no saber qué hacer, de preguntarme si será verdad, lo tendré en el útero o en una trompa… ¿Pasaré los tres meses, llegaré a tener un bebé? Fueron muchas preguntas en mi cabeza con esa misma ilusión”, expresó en un programa televisivo. Al cuestionarle sobre la posibilidad de tener más hijos, solo comenta que “está en manos de Dios”.

Marjorie de Sousa

Marjorie

Durante su primer matrimonio en su país, Venezuela, Marjorie no pudo tener hijos. Para bien o para mal, nunca se dio la chance de convertirse en madre. Después de cambiar su vida totalmente (mudándose a México, abriéndose paso como actriz y calando su nombre en el medio del entretenimiento hispano), De Sousa daba por hecho que nunca podría ser mamá. El destino le mostró otra cara cuando sin esperarlo, quedó embarazada del actor Julián Gil. La pareja, ahora comprometida, recibió a Matías a principios de año y aunque quieren tener más hijos “van a vivir el primero al máximo”.

Paulina Rubio

Paulina Rubio

Pocos saben que Paulina Rubio estuvo en tratamientos de fertilidad en el Instituto de Reproducción Cefer, ubicado en Barcelona, España. Aunque aparentemente la cantante podía tener hijos, ella y su entonces esposo Nicolás Vallejo, decidieron apresurar las cosas mediante métodos que mejoran la calidad y el tiempo de sus períodos de ovulación. La pareja no confirmó más detalles (tampoco aclararon el rumor de que alguno fuera estéril) y a pesar de que comenzaron el proceso con la idea de tener mellizos, la vida les mandó a su pequeño Andrea Nicolás meses más tarde.

Kim Kardashian

Kim

En el mundo glamoroso de las Kardashian puede pasar de todo; pero lo que más hizo entender que Kim era “más humana de lo que parece” fue su emotiva lucha contra la infertilidad. La estrella se convirtió en madre por primera vez en 2013, sin embargo, ella y su esposo, el cantante Kanye West, encontraron varias complicaciones cuando quisieron darle un hermanito a North. “Mi embarazo me dejó con placenta accrete y tuve que operarme un par de veces, lo que causó un agujero en mi útero y hacía más difícil que volviera a concebir. Fue un proceso largo. Iba a hacerme pruebas de ovulación con mi médico todos los días a las cinco de la mañana. Cambié mi dieta, visité acupunturistas, pensé que había un problema conmigo”, explicó a una revista. Aunque Kardashian no reveló si su útero fue extraído tras tener al pequeño Saint (sus doctores le advirtieron que podría pasar), no cabe duda de que fue un final feliz.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios