Fallan las tapas a prueba de niños

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Fallan las tapas a prueba de niños

tapas a prueba de niñosUn nuevo estudio cuyos resultados salieron a la luz pública hoy muestra un incremento significativo en el número de niños que son llevados a las salas de emergencias, intoxicados por medicamentos de uso común que hallaron en sus hogares, reportó Today.com. Las tapas de seguridad a prueba de niños pueden no serlo del todo. Sólo porque a veces los adultos tengan dificultad en abrir dichas tapas, no significa que los pequeños no puedan lograrlo.

Kate Carr, presidenta del grupo Safe Kids asegura que las tapas de seguridad de los medicamentos son parte de un problema mayor. El nuevo reporte indica que ha habido un incremento del 30 por ciento en el número de niños intoxicados por medicamentos. En el 2011, 67,000 niños en los Estados Unidos fueron llevados al hospital por esta causa. A los niños, los coloridos líquidos de los medicamentos les parecen dulces, por lo que los tragan rápidamente.

Para el experimento se reunió un grupo de niños de 4 años a los que se les dio botellas de medicamentos, elementos de limpieza y otros productos que, de ser ingeridos por los menores, causarían intoxicación o hasta muerte. Todos los productos tenían tapas de seguridad a prueba de niños. Bajo la supervisión de sus padres se les dijo a los pequeños que querían ver qué tan rápido podían abrir las botellas.

A los tres segundos Francesa, una de las niñas participantes en el estudio, había abierto una botella de ibuprofeno, que de acuerdo a Safe Kids, es el medicamento número 1 que los niños toman por accidente.  Al preguntarle a la pequeña si había sido fácil abrir la botella, ésta contestó que sí. Marc, otro de los niños, abrió una botella de sedantes, mientras Brayden abría todo tipo de botellas y Olivia abrió dos botellas en dos minutos declarando orgullosamente: “las puedo abrir porque soy una niña grande”.

De acuerdo con las regulaciones federales, las tapas de estos medicamentos no tienen que ser a prueba de niños, sólo seguras. Según Carr, no se trata de hacer tapas que son imposibles de abrir, pero sí que sean seguras para los niños. Al mismo tiempo resaltó la importancia de que los adultos estén más pendientes del acceso que tienen los pequeños a los medicamentos. Por ejemplo, cargar las medicinas en los bolsos es una forma de asegurar que sean tomadas a tiempo por los adultos, pero permite un fácil acceso para los pequeños.

El padre de Francesa dijo que tendrá que llegar a su casa y asegurarse de que todos los medicamentos estén fueran del alcance de su hija, ya que le es tan fácil abrirlos. ¿Si las tapas no son tan seguras, qué pueden hacer los adultos para evitar que los niños tomen los medicamentos? Mantenerlos en lugares a los que los niños no puedan llegar, todo el tiempo.

Foto: Purestock

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios