skin
skin
Ad skin
   Bienvenido a nuestro sitio.  
 
 
 

El peligro de trabajar después del octavo mes

 
Un estudio de la Universidad de Essex demostró que trabajar después del octavo mes de embarazo puede ser tan perjudicial para el bebé como fumar.
 
El peligro de trabajar después del octavo mes Contrario a lo que sucedía con las abuelas y bisabuelas, las mujeres de la actualidad suelen continuar con su trabajo aún estando embarazadas. Los compromisos financieros y el deseo de continuar
              
 

Contrario a lo que sucedía con las abuelas y bisabuelas, las mujeres de la actualidad suelen continuar con su trabajo aún estando embarazadas. Los compromisos financieros y el deseo de continuar escalando profesionalmente hacen que las mujeres sigan un ritmo normal de trabajo, aún cuando están esperando un bebé.

Sin embargo un estudio reciente con mujeres del Reino Unido y Estados Unidos han establecido que trabajar después del octavo mes de embarazo puede ser tan peligroso para el desarrollo del bebé como fumar. El estudio adelantado por la Universidad de Essex mostró que las mujeres que trabajaban a partir de este momento del embarazo tenían bebés con casi 230 gramos menos de peso, que aquellas que dejaban el empleo entre los 6 y 8 meses.

El peso bajo es una consecuencia que también se presenta en bebés cuyas mamás fumaron durante el embarazo. Los infantes que nacen con bajo peso tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades y sufrir retrasos en su desarrollo.

Dejar de trabajar entre los 6 y 8 meses es particularmente beneficioso para aquellas mujeres que realizan un trabajo menos intelectual que les demanda el uso de fuerza física. El estudio también demostró que seguir trabajando más allá del octavo mes no fue negativo para las mamás menores de 24 años.

El estudio publicado por el Journal of Labor Economics aseguró que por lo menos el 30 por ciento de las mujeres británicas embarazadas trabajan hasta semanas antes del parto.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 

Comentarios